MÚSICA PARA EL ALMA

martes, 12 de diciembre de 2017

SOLO UN MOMENTO LA LUZ



SOLO UN MOMENTO LA LUZ

Ayer se fue la luz.
Solo un momento.

El cielo aparecía gris,
pero mis pupilas
seguían inundando de estrellas
las sombras de la ciudad.

Y respiraba, y en un suspiro
decía el nombre monosílabo
de la inmensa luz del cosmos.
Eso me bastaba.

Y supongo que así como la fe
dicen que mueve montañas,
las ganas de vivir mueven
la belleza de estar vivo.

Ayer se fue la luz.
Solo un momento.

domingo, 10 de diciembre de 2017

SIN MÁS



SIN MÁS

Te quiero sin más
y sin menos.

Como has llegado,
y como te has ido.

Con tus silencios,
y la voz de tu alma.

Con el corazón que te late
dentro del pecho sin latidos
adicionales de belleza maquillada.

Así, contigo, sin más.
Así te quiero, sin más.

EN SU MIRADA ENTENDÍ



EN SU MIRADA ENTENDÍ

Se había ido lejos ya.
Aún estoy por averiguar
hacia que planeta o dimensión
que trasciende la memoria,
y se adentra más bien
en los vericuetos del olvido.

Mi madre había partido
hacia tierras muy lejanas ya,
cuando quise acercarme
a los latidos de su alma.

Siempre había callado tanto,
que ni su nombre conozco bien,
aunque en su carné ponga
algo así como "Esther Lidia".

Sin embargo, ayer volvió
a contemplarme frágil y sonriente
como un ángel de alas delgadas
y corazón inmenso.

Amaneció, pese al cielo gris
que poblaba una tarde monótona.

Y fue entonces
cuando en su mirada
entendí el mundo,
y la vida.

Pese a haberse ido lejos ya,
mi madre había vuelto
a enseñarme desde su alzhéimer
lo grande que es el mundo,
y la vida.

sábado, 9 de diciembre de 2017

SEÑORES PASAJEROS



SEÑORES PASAJEROS

Señores pasajeros:
antes de viajar a la utopía
en el avión sin propulsión
a queroseno de los sueños,
embarquen por la puerta
de la esperanza.

Y no dejen atrás el equipaje
liviano de los recuerdos entretanto.

Hoy les toca volar
con las alas de la vida,
señores pasajeros del mundo.

jueves, 7 de diciembre de 2017

TOCA DECIRTE ADIÓS



TOCA DECIRTE ADIÓS

Ahora me toca despedirme
sin acaso acabar de decirte adiós.

Despedirme de tus manos.
De la herida abierta de mar
que has dejado sobre tus pasos,
de amapola, sudores perlados
y ganas.

Despedirme de lo que has sido,
y de tu ausencia mientras tanto.

De las palabras que no dijiste.
De lo que dijiste sin hablar.
De lo que sembraste sin tierra,
y luego dejaste sin mundo tangible
como estas manos que no saben
donde posar sus caricias
cual pájaro que ya no sabe
el viento que lo eleva en la nube.

Toca dejar atrás todo
lo que has sido,
y quizás serás mientras recuerde
que aún te recuerdo.

Toca decirte, con los sueños
tristes en lo más hondo del corazón,
adiós, hasta siempre.

Hasta la próxima vez
que quizás en silencio
volvamos a amarnos.

Adiós, hasta siempre.

Toca decirte adiós, amor.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

LA VIDA NO ES UN CUENTO



LA VIDA NO ES UN CUENTO

Ahora es cuando eres,
y estás, y lloras, y ríes,
y siempre la belleza
de vivir en la primavera
hermosa de tu optimismo.

No te encierres en un invierno
eterno de tristeza,
y despiértate al mundo,
aunque la vida no siempre
sea el cuento que queremos.

Pues, a fin de cuentas,
tu historia, tu vida se escribe
aquí y ahora, sin pasado,
ni futuro para tu alma.

Vive ahora. Después no existe.
Y la vida no es siempre un cuento.

martes, 5 de diciembre de 2017

SIN TOCARME



SIN TOCARME

Acaba de sucederme
algo inexplicable, inconfesable.

Se me ha acelerado el pulso,
y no has llegado a tocarme:
solo puedo suponer que, a veces,
no ha de materializarse el amor
en una caricia o un suave abrazo.

Será que ahora mismo
somos asunto de la nostalgia.

Sobre todo, cuando tu recuerdo
es mucho más inmenso
que mis ganas de olvidarte.

Sin que me beses,
ya llueve belleza
de mis labios.

Sin que me toques,
te sigo amando.