MÚSICA PARA EL ALMA

domingo, 20 de agosto de 2017

NO SOLO ME VEAS: MÍRAME



NO SOLO ME VEAS: MÍRAME

No solo me veas: mírame
con todo lo que ello implique.

Poco importa que mi desnudez
te desvele mis defectos aire,
y que mi alma temblorosa
se te acerque con pies
inseguros de metáfora a tus pasos.

Mírame. Penetra mi corazón
de coraza por un recoveco
por el que aún sobrevuela
un pájaro de fantasías
mis latidos mundanos.

Te dejo. Es más:
quiero que habites mis ojos,
y todo lo que soy.

Y para eso necesito
que no solo me veas:
mírame.

sábado, 19 de agosto de 2017

SE DERRETÍA EL TIEMPO



SE DERRETÍA EL TIEMPO

Aún lo recuerdo.
Se derretía el tiempo
entre nuestros abrazos,
como la nieve cuando el primer
sol de la primavera
despoja de la última escarcha
a los árboles que renovados
regalan sus hojas de nuevo
a la tierra y al mundo.

Confieso que era maravilloso
sentir cómo aquellas agujas
se tomaban un descanso
en su incesante tictaqueo,
testigo de unas tardes
que mueren, persiguiéndose.

Y aún lo recuerdo.
No puedo olvidar cómo entonces
en un abrazo olvidábamos todo,
hasta la ciudad que seguía
sin dormir a fuera,
mientras en nuestra desnudez
llovía a cántaros la belleza.

Y se derretía el tiempo,
mientras nos importaba poco
todo lo demás.

Porque descansábamos
un rato de nuestra senda
inexorable a la última noche,
cuando nos queríamos
sencillamente, casi infinitamente.

Y se derretía el tiempo
en el hermoso calor
de nuestras ganas.

viernes, 18 de agosto de 2017

DOS SIN TRES



DOS SIN TRES

Así como dicen
que no hay dos sin tres,
después de un beso tuyo,
la ternura se expande
infinitamente por el recuerdo
como esas aves blancas de agua
que surcan el cielo cada día,
incesantemente.

Dos sin tres.
No hay beso tuyo
que olvide sin duda.

CONSTRUYAMOS UN CASTILLO



CONSTRUYAMOS UN CASTILLO

Ahora me apetece proponerle
a todos los poetas y no poetas
una dulce y bella empresa.

Construyamos un castillo
de amor desde los cimientos
más sinceros de la ternura
y el cariño ya bien cocinado.

Un castillo de besos
con los labios desnudos del alma.

Un castillo de razón
con los abrazos de la amistad.

Un castillo que solo tenga
torres de emoción y escalofríos
desde cuya parte alta solo gobierne
un paisaje de inmensa armonía.

Construyamos un castillo.

Otro castillo más de arena,
desde la más meliflua inocencia,
que no rompan ni la gravedad
del tiempo rutinario, ni la incomprensión
de unas bombas que despiden
demasiado deprisa las ánimas
de la gente en las ciudades aterradas.

En esta gris mañana de agosto
me apetecería hacerle una propuesta
a los poetas y no poetas.

Construyamos un castillo de razón
con nuestra magia humana.

Construyamos un castillo de amor.

jueves, 17 de agosto de 2017

NOS ENVOLVIÓ EL DESTINO



NOS ENVOLVIÓ EL DESTINO

Nos envuelve el destino,
como una manta que el tiempo
acarrea consigo sin mucho ruido,
y nos encuentra, y nos cruza,
y a veces en un instante
nos atraviesa en algún beso
que no siempre roza la mejilla,
sino que toca el alma con el aire
alambicado de la belleza.

No cabe duda: nos envuelve
el destino, y me encanta
que en sus devaneos
le haya dado por vernos juntos.

En un momento solo del universo,
también nos envolvió el destino.

lunes, 14 de agosto de 2017

ME ENCANTA QUE VENGAS





ME ENCANTA QUE VENGAS

Me encanta que vengas
a desmoronar mis costumbres
rutinarias como de costumbre
viene siendo en ti:
solo contigo mismo.

Así me encanta que vengas
a mojar de agua dulce
la lluvia que amarga
parece inundar de tristeza
las calles grises de la ciudad,
mientras no me regalan tus ojos
los últimos rayos de la tarde.

Me encanta que vengas,
como el mar descalzo
y transparente en las rocas,
cuando la luna es una sobra
de luz cuya piel se refleja
en un lúcido y frágil
recuerdo de ti.

Y entonces del mundo
emerge un hermoso poema
que no sabe de versos
más allá de tus líneas
de ganas y besos sencillos.

Ya ves por qué, sin más,
infinitamente,
me encanta que vengas.

sábado, 12 de agosto de 2017

NO TAN DIFÍCIL



NO TAN DIFÍCIL

El universo es
simplemente infinito.

Y así como sencilla
es su natural enormidad,
también es fácil la vida
cuando sencillamente se aprende
a amarla como llega.

Entonces, solo puedo darme cuenta
de que no es tan difícil
vivir y, al mismo tiempo,
ser simplemente humano.

No es tan difícil vivir
como yo, como tú,
como todos nosotros,
enorme y universalmente humanos,
después de todo.