MÚSICA PARA EL ALMA

domingo, 23 de julio de 2017

HABREMOS MUERTO



HABREMOS MUERTO

Habremos muerto.
Cuando nos lata el corazón,
y sin embargo se nos extenúe
el alma así como se cansan
las hojas del árbol al caer
el otoño sobre el horizonte.

Habremos muerto entonces,
cuando todo pase en la vida
como esa mala costumbre del tiempo
de doblegarnos día tras día,
hora tras hora,
año tras año,
diástole tras diástole,
ante la muerte.

Sin duda, llegado ese momento,
habremos muerto

sábado, 22 de julio de 2017

COMPETITIVIDAD



COMPETITIVIDAD

Si algo he aprendido
después de correr tanto,
y escalar tantas montañas,
y estudiar tanto para que luego
la vida fuera la única universidad,
y subir a tantos aviones deprisa,
y montar a tantos barcos
con la urgencia de cruzar mares
sin saber muy bien el destino.

Si algo he aprendido
de todo eso que cuento
es que la competición
solo cuelga medallas en el cuello,
y hastío inútil en el alma
y la consciencia.

Lo que me lleva inexorable
a la siguiente pregunta:
¿no estaría mejor compartir
nuestros puentes gigantes
y humanos para alcanzar
a inundar de estrellas,
de nuestras estrellas la vida,
en lugar de llegar a un cielo
vacío en solitario?

¿De qué sirve al final
ser competitivos?

NADA MÁS SABIO



NADA MÁS SABIO

Cierto es que en el mundo
pocas cosas existen
más inteligentes y espontáneas
que el ritmo natural de la naturaleza,
cuando el río sin prisa ni pausa
va tiernamente a morir al desembocar
agrandecido en algún océano.

Nada más sabio que los acordes
cotidianos y naturales
de la naturaleza desnuda,
y su particular belleza.

Nada más sabio y cierto
que el silente grito de agua
de la tormenta, cuando cae
en tierna llovizna sobre el asfalto.

Sin duda, nada más sabio
que la armonía natural del mundo.

En todo caso, debo confesar
que hay algo aún más perfecto.

La manera sutil y sencilla,
en la que tus labios atraen
mis ganas como el mar
el inmenso murmullo del río
hacia sus confines infinitos,
y entonces tengo la urgencia
de besarte el alma desde todo
lo que llevas contigo.

Nada más sabio sin duda
que quererte naturalmente,
sin saber muy bien por qué.

viernes, 21 de julio de 2017

EN LA VIDA TODO ES SUMAR



EN LA VIDA TODO ES SUMAR

En la vida todo es sumar.
Sumar algo más que capital
y ceros en una cuenta.

Sumar magia en la mirada.
Sumar utopías en las ganas
de lograr proyectos.

Sumar belleza, sumar metáforas
a la risa y palos a la tristeza,
cuando se vuelva una casa
casi permanente.

Sumar celebraciones de ternura
en cada abrazo que demos,
y arrumacos en cada caricia
que brindemos a los semejantes.

Sumar sueños, aumentar
exponencialmente la esperanza
de que la lluvia siga cayendo,
aunque ya parezca que no queda
ni un atisbo de mar
en unas nubes de inocencia
para las que la gravedad hace años
era solo una palabra trisílaba.

En la vida, definitivamente,
todo va de sumar.

Sumar el mundo a nuestra existencia,
mientras no nos llegue la resta
final que nos lleva a dormir
para siempre.

En la vida todo es sumar.

jueves, 20 de julio de 2017

3 HAIKÚS ENCADENADOS



I

La lluvia moja
de besos mis sueños
este mediodía.

II

Y tú me miras
desde tus ojos lindos,
faros de mi paz.

II

El mar se calma,
mientras rompe contigo
infinito en nosotros.

miércoles, 19 de julio de 2017

TU PLENITUD



TU PLENITUD

No insistas mucho,
ni te apuntes a héroe,
ni quieras ser gurú
entre los gurús
de alguna mierda de esas
que salen en los telediarios.

Dígase economía, tecnología,
innovación y desarrollo
(o involución según se vea).

Poco importa.

Cuando quieras llegar
a la plenitud de ti mismo,
busca mejor llenarte de ti,
sin que importe mucho
cuánto tengas o cuánto valgas.

Tu plenitud solo podrás hallarla
en tu más profundo centro.

lunes, 17 de julio de 2017

AMA PLENAMENTE



AMA PLENAMENTE

El río no suena a medias,
cuando el agua lleva,
así como las olas
tampoco se quedan a medias
cuando acaban por romper
en las orillas.

La lluvia tampoco se queda
sin gotas hasta que acaba
la tormenta, ni las hojas 
de los árboles se rinden
tras el invierno y una nueva
primavera, y solos vuelven
a llenar de verde el mundo.

Lo mismo sucede con las estrellas
que, cuando inunda de luz
una mirada, nunca pierden
su vientre de luz en el camino
cósmico hacia nuestras pupilas.

Así como todo en el universo
ocurre completamente,
haz lo mismo cuando quieras.

Haz lo mismo cuando ames,
y ama plenamente.

SOMOS SENCILLAMENTE HUMANOS



SOMOS SENCILLAMENTE HUMANOS

Somos unas manos, unas piernas
un tiempo, un beso tardío.


El alma miedosamente desnuda.
La conciencia lúcida y cósmica
de un efímero universo de carne,
huesos, miedos y dudas.


Un suspiro de alegría.
Un río, en ocasiones, sin agua
para un mar de lágrimas.


Un error correctamente personal.
Un tierno desliz de cariño
en los labios de otro verano
tórrido y humano.


Un pronombre de algo ya escrito.
Un Dios de nadie.
El recuerdo sempiterno
de un amigo cuyo no olvido
mueve las espigas de la memoria
como la brisa las últimas hojas
secas que deja el otoño.


Somos todo el mundo,
y también nada en el mundo.
Somos una canción sincera.
Un silencio cómplice.
La ebriedad que corroe
lo mismo que inspira.


Somos muchas cosas
que, a veces, no se guardan
ni en ningún libro ni en los anales
imperfectos de la Historia.


En todo caso, aunque la música
no siempre suene al compás debido,
hay alguien que desde alguna parte
nos escucha latir el corazón.


Y eso es maravilloso,
porque en definitiva,
somos sencillamente humanos.

viernes, 14 de julio de 2017

PATAS DE LA LUZ

Resultado de imagen de luz

PATAS DE LA LUZ

Me encantan las patas
de la luz azules, blancas,
verdes como el árbol
al que de noche iluminan,
y rojas como tu rostro
al sonrojarse cuando te miro.

Me encantan, porque parecen
no cansarse de andar
por todas las ciudades y pueblos.

De recorrer cada estrella,
inmensas e infinitas ellas,
como si no tuvieran fin.

Lo único que no me gusta,
quizás, es que queramos ponerle
coto a su grandeza,
aun cuando al campo
tampoco se le pueden poner puertas.

Pero me encantan las patas
de la luz, sobre todo
cuando andan con libertad
por mi conciencia
de los mil colores
de la belleza,
con sus preciosas patas de luz.

miércoles, 12 de julio de 2017

NO ES QUE NO VUELVAS



NO ES QUE NO VUELVAS

Ahí estás. Ahí has estado.
Ahí estarás siempre y todavía.

En ese lugar en el que mi recuerdo
acabará por alcanzarte.

En un sitio distinto
a aquel en el que nuestras manos
entrelazadas se separaron
como la nieve de la tierra,
cuando se asoma el tierno calor
de la primavera al mundo.

No es que no vuelvas.
Es que ahí estás.
Ahí estás estado.

Ahí estarás siempre y todavía,
mientras mi memoria alcance
a renombrarte en todas las cosas,
colmadas de nuestra alma de aire.

No es que no vuelvas.
Es que siempre has estado aquí.

martes, 11 de julio de 2017

SOBRE ELLA



SOBRE ELLA

Yo podría decir muchas cosas
sobre esta extraña mujer
en la que pienso cada día,
aunque sepa que nunca
llegaré a alcanzar su tacto
de primavera, amapolas y metáfora.

Podría decir que es el río
de murmullos de lluvia del verano
cuando falta el agua,
y la música del silencio,
y el silencio de la música,
y la mirada entre los párpados
cerrados que esconde
la belleza incierta del mundo.

Sobre ella podría decir
muchas cosas, pero no servirían
para decirle todo lo que es
y lo que deja de ser,
cuando está en mis manos,
en mis oídos o en la forma
en que se me erizan los cabellos,
cuando me penetra el alma
sin apenas tocarme los poros.

Y no me bastaría el universo
para abarcarla,
porque ahora mismo
es todo lo que tengo,
y lo que no tengo.

Lo que escribo, y callo.
Lo que amo, y casi quiero.

Podría decir muchas cosas
sobre esta mujer a la que quiero,
aunque no lleve en la boca
unos labios cualquiera,
sino todo lo que me lleva
hasta los latidos profundos
de mi corazón de ternura.

Podría decir muchas cosas
sobre ella, sobre la poesía.

domingo, 9 de julio de 2017

NO QUISIMOS



NO QUISIMOS

No quisimos.
Sencillamente,
no quisimos.

No sé si fuimos cobardes,
o quizás muy poco valientes.

Lo cierto es que no quisimos
montarnos en aquella nube,
que podía habernos llevado
por encima del aire y del viento,
hacia aquel puente de fantasía
de besarnos sin tapujos.

Me dijiste que nuestros números
no coincidían bien en la aritmética
estúpida del qué dirán.

Yo intenté convencerte de que, ante todo,
debíamos valernos de las frágiles
y bellas extremidades del amor tierno,
en cuyo abrazo descansan el tiempo,
los miedos y los prejuicios,
y se puede dar paso al mundo
desnudo e inmenso 
de las almas lúcidas
y conscientes.

Pero no fue suficiente supongo.
Porque aquí me tienes,
con los ojos en el suelo
hacia una estrella que nunca
llegó a inundarnos de noche
en unos posibles arrumacos
que nunca fueron caricia.

No quisimos.
No sé si por cobardes
o por muy poco valientes.

No quisimos en aquel momento
que el amor hiciera su poesía
en nuestros corazones.

No quisimos.
Sencillamente, no quisimos.

3 HAIKÚS ENCADENADOS



I

El agua canta.
El río va llegando
lentamente al mar.

II

Y el mundo gira
en su armonía de lluvia,
belleza y flor.

III

La lluvia es suave,
y asoma el verano
a mi nostalgia.

viernes, 7 de julio de 2017

QUERIDA POESÍA



QUERIDA POESÍA

Me encanta la forma
en la que llegaste
al umbral de mis tristezas,
dudas y miedos.

Viniste cantando alegrías
entre todos los silencios.

Te deslizaste en mi recuerdo
como sutilmente la primavera
irrumpe en el mundo
entre los últimos vestigios
y copos del invierno.

Y sin darme cuenta,
cuando ya quise mirar atrás,
el mar me había inundado
de luz la mirada desde tu océano
de metáforas y belleza.

Llega ya un punto en que creo
que gobiernas dulcemente
mis sentidos, te apoderas
de mis ventanas y mundos
como un coronel de flores,
cielo, viento y gaviotas blancas,
y adoro
hundirme en tus entresijos
como el abrigo arco iris
de mi alma en el fondo
de un armario de colores.

Querida poesía, te quiero
desde el primer día
en que nací contigo,
en mi propia vida.

miércoles, 5 de julio de 2017

FANTASÍAS PASAJERAS



FANTASÍAS PASAJERAS

Las piedras lloraban de emoción,
mientras se doblaba la lluvia
como una hoja seca en otoño
a merced de una leve brisa,
en aquel maravilloso día
en que pensaba que te quería,
y me querías solo, a solas.

En aquel instante también
en la tierra tiernamente se desangraban
pétalos de ausencia, metáfora
y despedida, y un de un sueño
emergía la utopía de tocarte
desde las manos sutiles del aire.

Todo eran fantasías pasajeras,
pero debo reconocer que me encantaba
entonces jugar a quererte,
aunque no siempre estuvieras
en la segunda parte de la partida.

Y sigue gustándome que las piedras
lloren, mientras la lluvia
se dobla como un cartón
en las sábanas de calle
y asfalto tristes de un mendigo.

La diferencia es que yo ando
vagando detrás de recuerdo,
porque mientras juego a recordarte,
no te olvido.

Y llegas siempre como la fantasía
pasajera más maravillosa de este cuento
de vivir, que se escribe
infinitamente, desde lo que fuimos.

¿Te acuerdas de cómo soñábamos
entonces?

domingo, 2 de julio de 2017

DESPUÉS DE TI, LA SOLEDAD



DESPUÉS DE TI, LA SOLEDAD

Ahora he vuelto a la soledad,
después de ti, y el paso
de tus dedos por mi cuerpo
como unas pequeñas olas
de ganas por las orillas
sinuosas y tiernas de la belleza
enamorada al desnudo.

Y un remolino de nostalgia
se agita entre las paredes
de mis cuartos como estas pestañas
casi húmedas que mis párpados
rozan como el viento susurra
algo de aire armonioso
a la tierra, sencillamente.

Después de ti, he vuelto
a la soledad y el hermoso
poema de quererte.

Después de ti, a la soledad
he vuelto a soledad
sin soltarme de ti,
después de ti.