MÚSICA PARA EL ALMA

martes, 30 de septiembre de 2014

HABLEMOS



HABLEMOS

Hablemos. Hablemos ahora
de lo que somos ahora.

Hablemos sin máscara,
y sin mover en demasía la boca.

Hablemos moviendo el corazón,
agitando nuestras almas
como el viento sacude tiernamente
las hojas de los chopos esta tarde.

Hablemos de nuestras historias.
De esas cosas que albergamos
tras la mirada abierta y trémula
con la que contemplamos ahora
la belleza de estarnos queriendo.

Hablemos, tú y yo
de este verbo que, a veces,
no se conjuga en la gramática
simple y mortal de un idioma,
sino en la lengua de los besos.


Hablemos de cuánto
queremos amarnos ahora.

lunes, 29 de septiembre de 2014

VUELVO SIEMPRE A TUS COSAS



VUELVO SIEMPRE A TUS COSAS

Después de andar un rato
por los sueños de algún paraíso
que se ha perdido en la ciudad
como el resto de alguna sombra
pasada que fue luz.

Tras tocar el cielo con los dedos,
escribir un poema con mis ojos
fijos en un imaginario arcoiris,
surcar la bella desnudez
de un poema desde las manos
intangibles de algún verso,
y pronosticar que algún día
el Sol facturará todos mis mediodías.

Tras soñar con otros anhelos,
vuelvo siempre a tus cosas.

Vuelvo siempre a querer
que toques a las puertas
de un recuerdo y de la piel
abierta de mis ganas
como vuelven a tu nombre
las metáforas que aún
estoy por decirte,
y los solares de deseo
que todavía estamos por poblar
como rosas hastiadas de tanto otoño.

Vuelvo siempre a tus cosas.
Después de pasearme por el mundo,
vuelvo siempre a tus cosas.

domingo, 28 de septiembre de 2014

EL UMBRAL DE NUESTROS CUERPOS



EL UMBRAL DE NUESTROS CUERPOS

Ahora somos una puerta
de ganas que se descubre
a los labios que quieren
sellar la eternidad en un beso.

Por más que la ciudad discurra,
las horas pasen, y la sangre
degrade en cada torrente
un poco más el cuerpo.

Por más que ocurran cosas
ajenas a lo que ahora nos sucede
como un brillo limpio
en los ojos, y la lluvia
hermosa del deseo en los sudores
perlados de una noche de caricias.

Por más que todo eso ocurra,
ahora somos una puerta
que se abre a los sueños
maravillosos de estarnos queriendo
sin horas y sin más espacio
que la desnudez para habitarlos.

Atravesando dulcemente
el umbral de nuestros cuerpos
a través de la puerta
de nuestras ganas.

sábado, 27 de septiembre de 2014

DEMANDA Y OFERTA



DEMANDA Y OFERTA

Dicen que la economía de mercado
funciona por la oferta y la demanda.
Cuando la demanda excede la oferta
se incrementa el valor de las cosas.

Y en eso algo se parece
nuestro amor ahora convocado
a la vera de nuestros labios.

Solo que lo único 
que ahora mismo puedo brindarte
es todo mi tiempo,
si te apetece 
estar en mis horas.

Cuanto más besos demandas,
más ganas de tus labios tengo.

Cuantas más caricias más pides,
más me adentro en la desnudez
sin que, a veces, llegue a tocarte.

Cuanto más me deseas,
yo más pronostico
la eternidad del repunte
de las acciones de nuestros arrumacos
en la suma perfecta
de ti y de mí,
cuando nos queremos: nosotros.

Es entonces, cuando se cumple
en el mercado de nuestros sueños
la oferta y la demanda
de nuestros labios:
solo quiero que amemos
lo que yo puedo brindarte:
mi tiempo junto al tuyo.


DESCRIBIR MI FORMA DE QUERERTE



DESCRIBIR MI FORMA DE QUERERTE

Describir mi forma de quererte
es un compendio de inconfesables.

Un secreto que solo se abre
a las puertas de tus labios
aguardando un beso mío,
un pequeño e inmenso
gesto de ternura nuestro.

Mi forma de quererte,
no sé cómo decirlo,
es un resumen de misterios
y maneras irrepetibles y únicas
de interpretar cada latido
del corazón como un paso más
hacia tu pecho cuando te recuerdo,
aunque te siembres, a veces,
de llamadas a la distancia.

Te amo de una forma inefable,
indescriptible, y mientras tanto
quizás me acerco a ti
intentando escribirte otro poema.

Para que, al menos, sepas
por qué no siempre alcanzo
a decirte del todo bien
este pequeño y efímero mundo
de hombre que soy yo,
y que te ama a su forma,
como un compendio de inconfesables.

viernes, 26 de septiembre de 2014

LA FORMA EN QUE ME LLEGAS



LA FORMA EN QUE ME LLEGAS

La forma en que me llegas
es muy diversas muchas veces.

A veces, eres ritmo y cadencia
de unas caricias y otras
eres un acorde pretérito
que llega desde el fondo 
de un recuerdo cuya armonía
aún retumba en mi soledad.

Llegas sola, sencilla, constelada,
con algo de miedo a veces.
Otras con tus ganas
decididas de quererme.

Otras, sencillamente,
eres el mundo en la forma
que yo más quiero: tú.

Así de diversa ya ves
es la forma en que me llegas,
y me llenas de tu eternidad.

Así me llegas.

jueves, 25 de septiembre de 2014

PLAYAS DE LA BELLEZA

 
 
PLAYAS DE LA BELLEZA

Declina la tarde.
Nace otro ocaso
en el horizonte,
y mientras tanto mis ojos
atracan en tu límpida mirada
como los barcos tranquilos
que mecen sus quillas
en un puerto en calma.

Andamos por las playas de la belleza,
mientras no solo me acerco
al mar desde la orilla,
sino también desde la forma
sin tiempo en la que tu ternura
me acaricia con suavidad el alma.

Y camino por tu desnudez
a tientas, y a metáforas.

Y nos buscamos, a veces,
sin el tacto, solo con las palabras
y ese silencio que dice muchas cosas
de los enamorados.

Te imagino, te pienso, te recuerdo.
Arribo a tu desnudez
como un navío a la espera
de alguna costa que lo acoja,
y aquí estás ahora conmigo,
paseando por las playas de la belleza.

Mientras declina otra tarde,
y en este ocaso amanece
de nuevo la transparencia
sencilla de tu mirada.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

A LA ALTURA DEL SILENCIO

 
 
A LA ALTURA DEL SILENCIO

Ahora nos hallamos solos,
nosotros casi solos,
a la altura del silencio,
donde no decimos nada,
a un lado de la belleza
que ya es bella sin que medie
palabra alguna de por medio.
 
Y ahí, callados, en esa quietud
y sosiego de la que saben bien
las miradas en las que se adivina
sin el tacto de un beso la ternura,
nos elevamos hacia la caricia
que buscan nuestros cuerpos desnudos.
 
Tus manos quieren mi desnudez.
Las mías quieran abarcarte
como a ese mundo que le falta
muchas veces a una ciudad sin sombras.
 
Sin siquiera un susurro,
ni un grito alegre
todo eso lo sabemos.
 
Nos basta el verbo
de nuestras ganas
para que hable el cariño
en primera persona del plural
presente del amor.
 
Nosotros amamos,
mientras nos amamos
en la altura sublime
de este silencio,
donde no decimos nada.
 
Tan solo que en silencio,
nos estamos amando.

Y tú lo sabes,
y yo también lo sé
a la altura sublime del silencio.

martes, 23 de septiembre de 2014

CONTEMOS OTRA HISTORIA



CONTEMOS OTRA HISTORIA

Ahora no quiero escribir
otro gramo en la Historia
del mundo de los que nunca
llevarán laureles, ni medallas
ni constituirán una mísera línea
en los anales.

Solo me apetece
contar algo diferente.

Darte mis palabras
como susurros dulces
en el oído, y aunque sean pequeños
que en tu corazón se tornen
el único universo en que orbiten
tus ganas de que mi cuerpo
se remoje en los brazos de tu desnudez
como el pez en el agua,
como el charco en la lluvia.

Más que otra historia sin historia
me apetece que hoy,
sin dilación, contemos,
desde los besos,
nuestra historia.


lunes, 22 de septiembre de 2014

ESTAMOS JUNTOS AHORA

ESTAMOS JUNTOS AHORA

Estamos juntos ahora,
aunque nuestras manos,
nuestros labios, y nuestra desnudez
no lo sepan desde la caricias,
los besos o los arrumacos
y las ganas tiernas de amarse.

Estamos juntos ahora,
sin que sepa muy bien cómo.

Lo cierto es que tú te acercas
como la luz de una  farola
al final de la avenida que parece
no parar de alejarse,
y, sin embargo, sigue mirando
siempre al fondo, hacia el mar,
como cuando contemplo
la forma transparente
en la que me miras pensándote.
Estamos juntos ahora.
Y lo siento en el pulso
de estos latidos 
poblados de recuerdo
que ahora golpean el pecho,
mientras te invocan hacia la belleza.
Estamos juntos ahora.
Te quiero, y sé que tú
también me quieres,
aunque no lo sepan, a veces,
nuestras manos, nuestros labios
y nuestra desnudez hermosa
poblada de las ganas de amarnos.

domingo, 21 de septiembre de 2014

DECIMONOVENO DISCURSO HUMANO (DEMASIADOS NOMBRES)



DEMASIADOS NOMBRES

Luxemburgo, Italia, Sudán. Patria de la felicidad entre escaparates. Fronteras, consumismo, bolsas de necesidad que llenar sin que sepamos muy bien qué país interior debemos satisfacer. Teléfonos inteligentes que no saben demasiado cómo nos late desde dentro el corazón y el alma. Bancos, parques en los que cada vez baila con más desasosiego y cansancio la inocencia robada tras pantallas planas y aparatos tecnológicos. Naciones de sombras que no siempre amanecen en las de nuestras siluetas. Se ocultan tras los yugos invisibles de una rutina impuesta.

Comercios, grandes almacenes, ventanas rotas, Balcones dorados que, sin embargo, no dan precisamente a ese paraíso que muchos pasan la vida ansiando sin hallarlo. Relojes que no marcan las horas con la belleza que queremos que discurran. Demasiadas cosas, demasiados apellidos sin un nombre auténtico.

Y tras todo ello, solo, a solas, me pregunto en ocasiones: ¿tenemos tiempo para detenernos un momento y pararnos a reflexionar sobre por qué estamos vivos? ¿Por qué la sangre tiene a bien seguir regando nuestro efímero momento en esta vida? ¿Y en dónde queda lo que verdaderamente buscamos?

Si con tantas bolsas y sustantivos no nos satisface ese país de paz y sosiego cuyo paraíso algunos todavía buscan... Con tantos nombres.

PREGUNTAS DE TUS OJOS



PREGUNTAS DE TUS OJOS

Sé que ahora tus ojos
sencillos me preguntan.

Y, a veces, no saben bien
responder mis palabras
a esa exigencia, tal vez,
de que los mire mejor,
más adentro de sus pupilas.

Tus ojos me interrogan.
Y, tal vez, sepa bien
lo que me pidan.

Pero me da algo de miedo
adentrarme en esas fronteras
en las que solo existe el reposo,
y es hermoso el grito del mar
entre esas fronteras de tus iris,
mientras tiemblan con ese brillo
transparente del afecto.

Tus ojos me interrogan,
y tal vez no deba preguntarme
ya demasiado lo que debo
decir o deben pronunciar
los sueños de quererte
que recato tras la timidez.

Tus ojos me interrogan.
Y yo debería ser sencillo
como sus preguntas.

Debería besarte el alma,
como sé que me estás pidiendo.



sábado, 20 de septiembre de 2014

SOMOS UN SECRETO



SOMOS UN SECRETO

Somos un secreto
a voces, a vientos,
a estrofas, a metáforas,
a besos, a labios,
a desnudeces, a almas.

Un secreto de cuyo tesoro
solo saben las profundidades
inhóspitas y recónditas
de alguna de nuestras caricias.

Un secreto que nunca anochece
en el ocaso, si acaso,
de alguna de mis noches.

Porque somos un secreto,
tal vez, de luz que ahora alumbra
el poema como nace la amapola
de la tierra al abrigo
y amparo de la primavera.

Somos un secreto
a nuestras voces.

En nuestro poema
de querernos.


viernes, 19 de septiembre de 2014

DEJO AHORA NUESTRAS COSAS

 
 
DEJO AHORA NUESTRAS COSAS

Dejo ahora tus cosas,
y dejo también las mías.

Dejo nuestras cosas
en ese rincón en el que aún
es instante para los besos.

Y brota tu calor como de una fuente
de la que la lluvia no se ha olvidado.

Tú me recuerdas, 
y yo no te olvido.

Detrás del armario,
y los solares de tristezas
que, a veces, me acompañan
siguen nuestros pasos
de ganas acoplándose
a alguna memoria lejana
o cercana, según se mire.
 
Y el mar grita aún
lo que nos queremos.
 
Dejo ahora nuestras cosas,
y dejo también las mías
en la última esquina infinita
de este poema también nuestro.
 
Para que no nos olvidemos
nunca de dejar nuestras cosas
en el regazo de nuestra ternura.
 
Para que no nos olvidemos
nunca de querernos.

jueves, 18 de septiembre de 2014

TUS COLORES



TUS COLORES

Tus colores, ah, tus colores.
Tus colores son distintos
y tuyos. El sonrojo de tu mejilla
cuando clavas tu mirada
en la mía sencillamente.

Tu tez morena y suave
con la que se hornea mi risa
al calor de tus abrazos.

La transparencia de tu alma
desnuda y abierta con la mía
como una puerta a otras maravillas
más allá de las ocho del mundo,
a la vera de tu ternura.

Y el trémulo y albo brillo
de tu iris cuando se fija
en el mío como la rosa firme
candidata a la primavera.

Tus colores, ah, tus colores.
Tus colores son distintos
a los del mar cuando se revuelve
contra la orilla, 
y la tarde cuando muere
lentamente acostada en un ocaso,
y el descanso del tiempo matutino
que reposa en una ciudad sin ruido
y con los relojes dormidos aún.

Tus colores, ah, tus colores
son distintos aunque iguales
al mundo pequeño
que ahora los abarca:
mis ojos poblados
de tu belleza.

Y tus colores distintos.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

DULCE NAUFRAGIO



DULCE NAUFRAGIO

No siempre perderse
es malo, cuando juntos,
por ejemplo, salimos del mundo
y no seguimos el rumbo
hastiado del rebaño.

Cuando sube la marea
de nuestras ganas sedientas,
y nos vamos sin miedo
allá a lo lejos donde solo
hacen pie los sueños,
las nostalgias y la melancolía.

Es entonces cuando sé,
a ciencia cierta o incierta,
que resulta dulce naufragar
en tus brazos durante ese instante
en que el tiempo descansa
plácidamente de sus horas,
y la eternidad es posible
en un cálido abrazo contigo
que nos damos, a veces,
a la deriva de un hermoso recuerdo.

No siempre irse a otra parte
es malo, cuando juntos,
por ejemplo, salimos del mundo
a que se encuentren nuestros ojos
mirándose desnudos frente a frente,
y se hallen desnudas nuestras almas
en esa bella locura increíble
a la que algunos llaman amor.

Ese dulce naufragio de quererse.

martes, 16 de septiembre de 2014

VOY A SER MÁS SENCILLO

 
 
VOY A SER MÁS SENCILLO

Hoy voy a ser más sencillo
que de costumbre ordinaria.

No voy a andar por otros caminos
que no sean los de tus manos.

Tampoco voy a partir
hacia otros puertos
que me lleven lejos de los faros,
esos ojos tuyos que corrigen
la deriva de mi nostalgia
cuando los míos alcanzan sus costas
brillantes y tranquilas como una tarde
en una bahía solitaria
después de la jornada.
 
Voy a ser más sencillo.
Voy a ser como tú
cuando me quieres.
 
Cuando a secas me dices
que me amas, y que te encanta
que esté al otro lado de la ternura,
en el otro lado de ese puente
de caricias y arrumacos
que nos lleva a los besos.

Voy a ser más sencillo.
Tal vez, te quiera así
en esta noche que parece llegar,
a secas, y a solas,
con lo que pienso todavía
que somos, amor.

De una forma más sencilla.

lunes, 15 de septiembre de 2014

NO SUPIMOS BIEN

 
 
NO SUPIMOS BIEN

No supimos bien que el amor
no era tan formal como otros actos.

No sabíamos que venía sin avisar,
sin tocar la puerta,
sin esperar en el portal
de alguna nostalgia o melancolía.

No conocíamos los puentes
invisibles que tendía a la caricia,
ni tampoco las montañas
de papel, llanto o alegría
que podía inventarse como el mar
cerca del umbral del infinito
tiempo que se detiene ahora contigo.

No supimos bien
lo que era amarse supongo,
hasta que aquel día nos miramos.

Y brillamos al mismo tiempo
en aquella clara noche de primavera
fecundada de nuestra ternura.

Entonces, supimos bien
del amor.

domingo, 14 de septiembre de 2014

SIN O CON IMPORTANCIA



SIN O CON IMPORTANCIA

Sin o con importancia.
No sé si lo que pueda decirte
ahora mismo sin que mis palabras
alcancen de ello la cultura
inefable de dilatar la tarde
hasta que declinan tus ojos
como ocasos trémulos en la mirada
embebida de mis pupilas,
tiene importancia
o no la tiene.

Lo que sé, lo que conozco
de ti si que quizás la tenga.

Y lo que sé es que tu sonrisa
hornea las pocas risas que dejan
estos acordes lúgubres,
demasiado cotidianos,
demasiado nocturnos.

Y detenerme en esa forma
en la que ensanchas las horas
como si que no pasara el tiempo
fuera algo común,
como que los relojes se paren
en la poca cuota de alegría
que pueden deparar unos cigarros,
y el agobio guardado en las oficinas,
me da otra ciudad distinta.

Sin o con importancia
quiero decirte algo
antes de volver a acostarme
con el tacto sutil y, a veces,
amargo de pensarte.

Somos afortunados ahora
de amarnos al mismo tiempo.

Sin o con importancia
de lo que podamos significar
con eso para el resto del mundo.

NO PUEDO SABER AHORA



NO PUEDO SABER AHORA

No puedo saber ahora
muchas cosas que quisiera de ti.

Tal vez, me encantaría
despertarme contigo
y preguntarte cómo estás.

Dejar atrás el silencio
de estas paredes
que todavía aguardan
que tú me hables
con el más tierno tuyo.

No puedo saber ahora
el tamaño de tus alas
si las desplegáramos
en la desnudez y si podría
tender puentes hasta lo que ahora
es la fantasía hermosa de quererte
conmigo sin demasiado tiempo.

No puedo saber ahora
muchas cosas que quisiera
saber siempre de ti.

Pero, al menos, siento
tal vez, que no dejas
de mirarme desde un recuerdo.


sábado, 13 de septiembre de 2014

QUISIERA QUE ME LEYERAS



QUISIERA QUE ME LEYERAS

Quisiera que me leyeras
los labios, la boca beso
a beso, el rostro
mirada a mirada,
el cuerpo caricia
a caricia sensible y suave.

Que me leyeras la desnudez
como la primavera la hoja
del azahar que convertirá
fecundado el naranjo.

Quisiera que me leyeras pronto
también el alma y la desnudez
esa que no siempre puedo darte,
tan solo estoy en mi soledad.

Quisiera que me leyeras
lo que soy, y que nos leyéramos
el verbo juntos de amarnos.

Pero supongo que ahora
solo van a llegarte esta palabras.

Y estoy feliz de que al menos
sepas, desde la ternura
que gasto en mis estrofas,
que no dejo de quererte.

viernes, 12 de septiembre de 2014

TÚ ME PIDES



TÚ ME PIDES

Tú me pides una canción,
un beso, una ciudad distinta,
el corazón en calma,
vivir sin demasiado miedo
y que te cuente algún que otro
cuento de maravillas,
mientras te susurro el mundo
que eres al oído.

Tú me pides eso,
y yo, a veces, te pido,
me urge, necesito
que me pidas quererte.

Tú me pides muchas cosas.
Yo ahora te pediría solo
la desnudez de tu alma.
y que naciéramos de nuevo
en las caricias esta noche.

jueves, 11 de septiembre de 2014

DEMOS TÍTULO



DEMOS TÍTULO

Ahora me apetece
interpretar otras cosas.

Sin pintarme sonrisas,
sin saltarme protocolos,
sin jugar a los bancos de papel
en los que vuelan unicornios.

Ahora solo me apetece
que demos título a una obra
en la que solos tú y yo
seamos protagonistas
de un beso que pare
durante un momento el tiempo:
demos título ahora al amor
con nuestros nombres.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

LO QUE PUEDO DECIRTE



LO QUE PUEDO DECIRTE

Lo que puedo decirte
es, a veces, lo que calle.

El beso que no llego a darte.
Las ganas que no alcanzan
a tocarte otras veces.

La calle de caricias
que no se planta en tu piel
como la rosa 
bien asentada en la tierra.

Lo que puedo decirte
también es mi silencio,
y los acordes de belleza
que te dedican mis pupilas
al surcarte la mirada suave.

Y se levanta entonces el mar
desde los ojos de tu alma,
como si quisiera envolverme.

Lo que puedo decirte,
tal vez, ya lo sabemos.

Y lo dicen sin palabras
nuestros gestos:
nos estamos amando.

Y lo sabemos.

martes, 9 de septiembre de 2014

LO QUE HAGO CONTIGO



LO QUE HAGO CONTIGO

Lo que hago contigo
es inventar montañas
subiendo palmo a palmo
tus senos erizados a mi tacto.

Imaginar que escalo al cielo
mientras cabalgo el brillo
de tus pupilas enamoradas
desde la transparencia de las mías.

Y tal vez temblar como la arena
cuando la lleva el viento a bailar
un rato el vals de las estaciones
con las olas en la orilla.

Lo que hago contigo
es lo que no hace el mundo,
cuando me cifra en sus estadísticas
de paro o en los bolsillos rotos
de la desilusión.

Lo que hago contigo
es amar contigo
de otra manera la ciudad azul
que invento a solas contigo.

lunes, 8 de septiembre de 2014

EL MEJOR POEMA



EL MEJOR POEMA

El mejor poema
no ha venido ni de metáforas,
ni de puentes de ensueño,
ni de barcarolas con el ritmo
de los acordes silentes de la noche.

Nada de eso. Ha llegado
diferentemente, sencillamente
como tus pasos de ternura
hacia mi casa de miedos,
alegrías y veleidades.

Y ha llegado, como sabes,
contigo y todo lo que has plantado
en mi jardín de primaveras.

El mejor poema
lo he escrito y lo escribo
aún contigo.

domingo, 7 de septiembre de 2014

TE QUIERO COMO HAS NACIDO



TE QUIERO COMO HAS NACIDO

Te quiero como viniste.
Así con tus mejillas de la tierra,
tus ojos de la claridad,
y tu alma de la belleza
sutil cuya desnudez
recatas tras el vestido.

Te quiero así, sencilla
como otro día cualquier
en el que se cruzan, a veces,
demasiadas miradas de cansancio
hasta que amanecen tus pupilas
en algún rincón del horizonte
cercano de la memoria.

Con tu piel de melocotón,
las flores de cielo
que brotan de tu iris oscuro
y la primavera que emerge
de la soledad y alegría
de estar siempre contigo,
aun sin tus besos.

Te quiero como viniste
al mundo, como tú eres, así.

De la tierra como la mujer
a la que amo.

Así, como has nacido
para tal vez quererme.

sábado, 6 de septiembre de 2014

2 HAIKÚS MÁS



I

Me acerco al fin
y al principio de todo.
Sé que me esperas.

II

En otro lado 
de algún sitio cercano:
mis pensamientos.

AHORA SALES



AHORA SALES

Ahora sales, ahora vienes
de algunas puertas extrañas
a las que algunos llaman poemas.

Te abres, te cierras.
Vienes de dónde a veces
yo no llego, pero si alcanzan
los versos a tocarte sutilmente.

Sobrevuelas montañas
que invento entre paredes,
y surcas mares que crean
mis recuerdos como puentes
de agua y nostalgia
hacia lo que quiero que seas:
real, con las entradas
a tu desnudez siempre aguardándome.

Ahora sales, y vienes
con tus ojos de almendra
y tu mirada clara
a acostarte conmigo
en la melancolía dulce
de quererte a solas conmigo.

Y sé que, aunque ahora,
te halles lejos, te acerco
mientras te amo.

Cuando sales
desde tierra adentro
de mi memoria.

viernes, 5 de septiembre de 2014

LAS MANERAS EN QUE TE QUIERO



LAS MANERAS EN QUE TE QUIERO

Te quiero cortamente,
largamente,
dulcemente,
tristemente,
alegremente,
brevemente,
eternamente,
según lo que dura
un beso en los labios
sin pretérito ni futuro
del tacto de un recuerdo.

Te quiero
inconfensablemente,
indescriptiblemente,
inopinadamente,
irracionalmente,
urgentemente,
tercamente,
tiernamente
según si tu mirada
se pone como mis tardes
buscando la luz 
del mediodía en tus ojos.

Te quiero, ya ves,
de mil formas y, tal vez,
no te quiero tampoco demasiado.

O quizás a mi manera,
a mis mil maneras.

Largamente,
dulcemente,
desesperadamente,
enamoradamente.

Te quiero.

ESTEMOS LOCOS

 
 
ESTEMOS LOCOS

Estemos locos un rato.
Juguemos a andar el mar,
a descifrar mapas sin brújulas,
a correr por la vida
como si no cansase la maratón
constante de la lucha por vivir.

Con Playmobil hagamos la guerra
dulce de los sueños y los anhelos.

Extiéndeme tu mano aunque de lejos,
y pensemos durante un instante
que, lejos de mi cordura,
detrás de la puerta me aguardas
con la mirada transparente
y el alma desnuda.
 
Aunque sepamos que, a veces,
está fuera de la cordura
recorrer un recuerdo hasta tocarnos.
 
Estemos locos de amor
durante un rato.
 
Y amémonos fuerte.

jueves, 4 de septiembre de 2014

DÉJAME ENTRAR



DÉJAME ENTRAR

Déjame entrar despacio.
Déjame entrar a esa intriga
de saber lo que me dicen
tus pupilas penetrando
desde el alma tus ojos.

Atravesar esas ganas que recatas
tras la falda como si tendieran
puentes a algún paraíso inhóspito,
solo habitado por mis deseos
y los tuyas de querernos.

Sin llave ábreme tu tristeza,
tus indecisiones y digamos
con unos besos las palabras
que le faltan al cielo
para hacerse sustantivo en la caricia.

Déjame entrar a tu ser
para que lleguemos al fin
a nosotros mismos.


NOS HALLAMOS

NOS HALLAMOS DESNUDOS

Nos hallamos desnudos.
Yo en tus mapas de ganas
tiernas, candentes y hermosas
como rosas que ya han visto
nacer en sus pétalos la primavera.

Tú en mis centímetros de mundo
abiertos a lo que tú quieras de mí.

Y descubrimos durante un momento
que la tierra estaba cerca
de nuestros brazos,
al inclinar el alma hacia el deseo
nuestro de querernos
como la lluvia que al viento
se tuerce dulcemente hacia el asfalto.

Nos hallamos desnudos
el alma y todas nuestras cosas.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

PROPUESTA DE VIAJE



PROPUESTA DE VIAJE

Te propongo ahora un viaje,
si bien no pretendo
que vayamos demasiado lejos.

¿Te parecería bien mirarme,
que nos miráramos,
y que en tu pupila transparente
fundáramos puentes al mar?

No sé si entonces
quedará lejos el paraíso.

Pero viajaremos seguro
a un lugar no demasiado lejano:
nuestras ganas.

LO QUE NOS HEMOS DADO



LO QUE NOS HEMOS DADO

Lo que nos hemos dado
son besos diferentes que rebasan
la frontera de los labios.

Hemos rozado nuestras almas,
tocado nuestros cielos,
y bajado a nuestros miedos
de cuando en cuando también.

Hemos tendido puentes
de arrumacos hacia nuestras ganas,
mientras tú llorabas de emoción,
y llovían poemas sobre la almohada
mientras yo te cantaba
desde mi desnudez alguna
de esas primaveras verdes
que me decías que habías olvidado
en los solares de tu rutina.

Lo que nos hemos dado
es algo más que amor tal vez.

Hasta ahora, nos hemos dado
todos los mundos que somos:
tú y yo.

martes, 2 de septiembre de 2014

HOY ME VISTO, ME PINTO

 
 
HOY ME VISTO

Hoy me visto, me pinto,
me mojo, me humedezco,
me nombro, me pueblo,
me entristezco, me alegro,
me dibujo una sonrisa llena,
tengo la urgencia de las ganas.
 
Y me entusiasmo, me doy ansias,
quiero querer un pedazo,
y todo.
 
Hoy me visto, me entristezco,
me alegro y me pueblo de ti.
 
Mientras te hallas en este poema
urgente, que huye como un pájaro
asustado al único sitio
donde la calma nunca puede ser tormenta:
los brazos de tu alma.
 
 

YA NO ME ASUSTA TANTO EL TIEMPO



YA NO ME ASUSTA TANTO EL TIEMPO

Ya no me asusta tanto el tiempo
desde que los relojes marcan
siempre las cuatro de mi soledad,
acompañada por la ternura,
a veces, ausente con la que tocas
mi recuerdo con los dedos
frágiles del viento.

Cada minuto, cada suspiro
sucede cuando tú sucedes,
y pasas, y te marchas, y vienes,
y aconteces, y me dices adiós,
y vuelves a tocar las puertas
de mi alma de cuando en cuando.

Y así no me asusta el tiempo,
cuando la soledad pasa contigo.

Y, alguna que otra vez,
conseguimos acompañarla
con algunos besos.


lunes, 1 de septiembre de 2014

QUIERO QUE TAMBIÉN ME QUIERAS

 
 
QUIERO QUE TAMBIÉN ME QUIERAS

Quiero que también me quieras,
así sin decírnoslo demasiado.

Dejar que se iluminen los ojos
como farolas celestes en la noche,
volvernos ese tropel de desmayos
de olas de ternura, caricia
infartos de belleza y metáforas,
y en una sonrisa pronunciemos
lo que ya sabe el corazón
al que el tiempo le da ya
algo más que el pulso.

Quiero que también me quieras
como yo también te quiero.

Sin querer, a veces.
Sin que sepas que te estoy queriendo,
así, sin palabras quiero
que también me quieras.

EN NUESTRAS MANOS



EN NUESTRAS MANOS

En nuestras manos ahora
crecemos como el zureo
frágil de la paloma de llanto,
melancolía o dicha que sobrevuela
los balcones de nuestras pupilas.

Repasamos juntos la historia
de nuestras pieles desnudas.

Yo mido tus curvas sensuales,
y tú mientras abarcas mis labios
con tu boca como queriendo revisar
el tamaño de la ternura en un beso.

Tal vez sea de mi tamaño,
o tal vez infinita para tu afecto.

En nuestras manos ahora,
tal vez, esté el mundo
como lo vivimos mientras somos
nosotros, solos, eternos, amor.