MÚSICA PARA EL ALMA

lunes, 30 de junio de 2014

LO QUE HOY TRAMO

 
 
LO QUE HOY TRAMO

Lo que hoy tramo
no lo sabe nadie.

Pero no se preocupe:
solo se trata de un plan
para hacer una incursión
hacia sus labios, si le parece.

Y de paso, si es posible
que le colonialice el corazón
sin entablar más batalla
que unos besos en su boca.

Lo que hoy tramo, descuide,
solo es quererla.

domingo, 29 de junio de 2014

ESTÁS AHORA AQUÍ



ESTÁS AHORA AQUÍ

Estás ahora aquí. Lo sé,
aunque muchas veces solo seas
una pregunta de aire
que responde sin decir
apenas una ráfaga el viento.

Estás ahora aquí.
Tu roce es un enigma
que mi piel intenta descifrar
mientras se le erizan los poros
con el extraño tacto
de un poema similar a ti.

Y me acerco a un sueño,
a ti misma, como se asoma
la primera rosa a la tierra
cuando la abraza ya la primavera.

Estás ahora aquí, y lo sé
porque mientras te amo
es imposible que te estés lejos.

Somos, aunque no quieras,
aunque no lo sepas,
lo que queremos.

Y ahora sé 
que a nuestra manera
nos estamos queriendo.

Por eso, estás ahora aquí.

DISCÚLPEME



DISCÚLPEME

Discúlpeme si ahora
irrumpo en su cuarto
sin que avise el golpe
certero en la puerta.

Discúlpeme si ahora
le pienso a usted sin permiso,
pero me cuesta más de una tarde
desprenderme de su recuerdo,
su boca y sus labios
aguardándome a la orilla
de un sorbo de ganas.

Lo siento demasiado,
tanto que me late el pulso
en los latidos de su pecho.

Lo reitero. Discúlpeme
si quiero nadar en las aguas
cristalinas de sus pupilas
o me apetece ahora mismo
caminar por los rincones
inhabitados de su piel
o escalar las lomas hermosas
que conforman sus senos
esperando mis manos calmas.

Discúlpeme si la recuerdo,
y la escribo, ahora mismo
sin su permiso,
pero no puedo evitar
pensarla a cada rato.

Ruego de nuevo
que me disculpe usted.

CUÉNTAME TUS COSAS



CUÉNTAME TUS COSAS

Cuéntame algo diferente.
Estoy algo cansado
de que solo se cuenten cifras,
sucesos trágicos, y penas
que no merecen líneas
en los periódicos:
los perros solo ladran
en el idioma de los don nadie.

Cuéntame, por ejemplo,
cómo te sientes en medio
de la ciudad, y si al corazón
después le llega el mundo
que yo sí quiero darte,
pero que niegan las esquinas
vacías por las que transitas.

Cuéntame tus miedos, tus ganas,
tus tristezas y tu alegría
cuando quieras.

Sé que no van a contar
las horas hasta las doce,
y después del nueve
igual se suma algo más que el diez
si me cuentas bien tus cosas.

Cosas diferentes a las que ocurren
en la ciudad.

Sencillamente, tus cosas.

Cuéntame tus cosas.

viernes, 27 de junio de 2014

NO ESTÁS SOLO CONMIGO

 
 
NO ESTÁS SOLO CONMIGO

No estás solo conmigo;
estás dentro de mí.

Has abierto de par en par
las puertas de mi soledad,
y te has colado despacito
en mi cuarto de ausencias
como los primeros rayos del verano
disparan los primeros grados
centígrados de más en los balcones
sin que casi nos demos cuenta.

No estás solo conmigo;
estás dentro de mí.
 
Y eso lo sabe bien mi alma,
que te ama despacito,
y suave como tú has entrado
en estos días a visitar
mis tristezas y mis miedos,
y lo que soy,
y lo que dejo de ser.
 
No estás solo conmigo;
estás dentro de mí.

jueves, 26 de junio de 2014

SOLO QUIERO QUE ME DERROTE



SOLO QUIERO QUE ME DERROTE

Solo quiero perder la noción
del lugar y de las horas.

Que me derroten las ganas
de quedarme contigo.

Doblegarme ante tus encantos,
y que me boca se rinda
ante tus labios sencillos y tiernos
como una amapola en ciernes
al asomarse la primavera.

Solo quiero salirme del mundo
por el que podría ser
un camino hermosamente
equivocado y sin rumbo fijo,
salvo si quiero llegar a la infinita
transparencia de tus pupilas.

Solo quiero que me derrote
ahora mismo el ansia dulce
de amarte más allá de esta noche,
y que despiertes también rendida
ante mi soledad, 
que te quiere acompañar.

miércoles, 25 de junio de 2014

2 HAIKÚS MÁS



I

Llegamos juntos,
tú, yo, nosotros, ellos
somos pasto de la vida

II

Junto al amor
siguen lloviendo dulces
más besos de mundo.

VOLVAMOS A NOSOTROS



VOLVAMOS A NOSOTROS

Quiero que estemos de vuelta,
pero que no solo volvamos
a la casa vacía sin cortinas
vista desde el otro lado de la calle.

Quiero que llenemos la ausencia
que recorrer esos balcones
de nosotros mismos,
y que la soledad no pueble
cada esquina de los cuartos
como la pólvora un campo de guerra
o la ausencia las tumbas
no siempre quietas de las calles.

Quiero que estemos de vuelta,
y que en el camino
volvamos a todo
lo que somos nosotros.

No solo a la soledad
vista de afuera.



martes, 24 de junio de 2014

ERES MEJOR QUE LA GENTE




ERES MEJOR QUE LA GENTE

Eres sencilla, común,
y tu osamenta la curvan
los años como a cualquier mortal.

Eres como casi todo el mundo,
mundana y anónima.

Si embargo, eres mejor
que la gente, porque para mí
eres toda la gente
que puebla ahora mismo
de acción estos verbos sinceros
e infinitos sobre el mar
que se asoma a nuestros ojos
cuando nos atravesamos
las pupilas certeramente.

Eres mejor que la gente.
Eres toda la gente que ahora
quiero en estas cuatro esquinas
que conforman nuestras miradas
desnudas, mirándose.

Mejor que la gente.
Eres toda la gente.

EL MUNDO ME HABLA

 
 
EL MUNDO ME HABLA

El mundo me habla
diferente desde entonces.

Las hojas no se callan tanto,
cuando habla la tierra
sobre los prados en primavera,
y murmura el mar en cada ola
como la madre que susurra
dulcemente cada noche
una canción de cuna al hijo.

El mundo me habla.
Aún no sé cómo,
desde que aquella mujer
de pelo en verso, y piel
en metáfora vino a buscarme
con las ideas azules
en otra puerta distinta
a la de mi casa vista
desde dentro de la tristeza.
 
El mundo me habla
diferente desde que la poesía
vino a buscarme.

lunes, 23 de junio de 2014

SIEMPRE CERCA DEL MAR



SIEMPRE CERCA DEL MAR

Siempre cerca del mar.
Así estoy ahora,
siempre cerca del mar,
aunque las únicas barcas
que ahora atracan
en mis pupilas 
son las luces desgastadas
de algunas farolas grises,
y el eco nostálgico de olas olas
bailando lejanas en la playa.

Siempre cerca del mar,
siempre estoy cerca del mar,
cuando, pese a la tierra,
me acerco a mirarte,
y es posible pensar
que el mar exista.

Infinito, desde tus ojos.

Siempre cerca así
estoy del mar.

viernes, 20 de junio de 2014

SOLO ERES



SOLO ERES

Solo eres 
lo que yo quiero.

El mundo en el que mis ojos
quieren mirarse infinitamente.

El corazón en calma,
la paciencia tierna
de aguantarme los miedos,
y las malas caricias,
y las tristezas.

La calle que solo andan
mis dedos desnudos
sobre tu piel de seda.

Solo eres todos
los nombres que pronuncia
el viento mientras mueve
las hojas este verano.

La última tarde,
el último ocaso
en el que quiere descansar
todo mi tiempo definitivamente.

Solo eres 
lo que yo quiero.

Solo eres el mundo
en el que quieren mirarse
mis pupilas abiertas.

Solo eres
todo lo que quiero.

Solo eso..

DECIMOSÉPTIMO DISCURSO HUMANO (EXTRAÑA SEÑORA)



EXTRAÑA SEÑORA

Hace ya tiempo que me la crucé en mi consciencia y en mi rutina diaria. Se convirtió en una vecina impuesta cuyos ruidos o desmanes tenía que soportar aunque no quisiera. Pagaba, al parecer, el alquiler del mundo y la Sociedad de Bienestar. Ya la notaba un tanto extraña por aquel entonces. Parecía deambular de un lado a otro sin rumbo fijo. Eso sí: se movía a velocidad de vértigo entre bits, bolsas eléctricas, parqués, y otros lugares en los que se huele cierto aroma a riqueza de plástico, papel o disco duro. Además, parecía sentirse en su salsa entonando ciertas canciones de compra y venta de valores no morales, y bailando un vals financiero un tanto extraño al compás y de la mano de algo abstracto a lo que denominan mercados, donde no se vende ni mucha fruta ni demasiado pescado.

Ahora resulta que se infla, no se infla, se desinfla, crece, decrece, se endeuda, se ralentiza, se dispara, hace malabares, va al baño también de paso y pide papel higiénico al Estado por la posible diarrea contenida con tanto vaivén desenfrenado. Muy rara esa misma señora que conocí algún tiempo, mientras se despertaban de su letargo los pocos atisbos de lucidez que me permite un mundo con más sombras que claros. Algunos afirman que la perciben un tanto débil en algunas partes, y vigorosa en otras. Se lleva bien con algo a lo que llaman "emergentes" y parece entablar conversaciones con los "frontera". Se vuelve loca, se emborracha de placer con los derivados, no del whisky, de la leche u otros productos precisamente. Se embriaga, y no tiene miedo de sentirse mal e indispuesta la mañana siguiente porque son otros los que pagarán la resaca de tanto frenesí descontrolado.

Tampoco le preocupa mucho vender la piel del oso antes de cazarlo o irse de juerga al casino. Son otros también los que pagarán los posibles despilfarros y malas jugadas. Un tanto egoísta también esta señora, aparte de incívica y algo inestable. Supongo que son las consecuencias de tanto inflarse, desinflarse, ralentizarse, correr, dispararse, desplomarse, fundirse, volver a remontar, crecer, decrecer, tornarse enana, expandirse. Si es que son demasiadas cosas para una sola, Sra. Economía. Relájese un poco y deje que los mortales algo más ordinarios vivamos tranquilos. Son todavía las once de la noche. Y quiero seguir soñando sin que usted me moleste mucho, si es posible.

Atentamente

Un ciudadano preocupado por la humanidad

jueves, 19 de junio de 2014

2 HAIKÚS MÁS



I

Se me cae el mundo
en mis manos pequeñas.
Te posas en mis brazos.

II

Mis manos te abarcan.
Y gira todo el tiempo
en torno a tus ternura.

AHORA ME PREGUNTO

 
 
AHORA ME PREGUNTO

Ahora me pregunto
cómo has llegado hasta aquí,
si a veces tengo la impresión
de que solo me mira
un mantel vacío y la espera
de que tus manos también
cubran un tanto sus rayas desteñidas
por el tiempo y la sangre.

Sin embargo, la calle,
el mediodía, mis ganas,
la primavera que viste ahora
al sauce que llora sus hojas
secas en el asfalto,
y todo, absolutamente todo,
me está mirando con tus ojos.

No sé cómo, pero has ocupado
también incluso mi soledad,
y me pregunto solo ahora
cómo podría desprenderme
de la tuya, aunque tus ojos
no se estén fijando en mí.

Y solo desde un mantel
me devuelvas tu rostro.


miércoles, 18 de junio de 2014

NUESTRA HISTORIA ES DIFERENTE



NUESTRA HISTORIA ES DIFERENTE

Nuestra historia es diferente,
aunque a fin de cuentas
solo venga a contar
una mínima fracción del mundo
que sucede mientras somos,
quien sabe si amantes,
secreto, o ganas de querer.

Nuestra historia es diferente,
aunque la ciudad cotidianamente
se engalane con los mismos rostros
tristes, y el mismo vestido
de melancolía en las esquinas.

La contamos incluso en silencio.
Sin palabras nuestros dedos
recorren cada línea de la desnudez
y la belleza como si la eternidad
tuviera cabida en un cuaderno
abierto de sueños y fantasía.

Y se escribe distinta.
Nuestra historia es diferente,
porque la cuento yo,
la cuentas tú, y después
toda nuestra historia misma.

Mientras somos,
quien sabe si amantes,
secreto o ganas de querernos.

VOY A DECIRTE



VOY A DECIRTE

Voy a decirte algo,
sin hablar de muchas cosas.

Voy a decirte, por ejemplo,
cómo me siento cuando aun lejos
te acercas hasta mi puerta.

Y me hallo solo y atento
como una laguna que aguarda
algún barco que la surque todavía:
mi desnudez espera que tus manos
la toquen algún día
sin que te asomes al verso
insomne e intangible de quererte
solo entre estrofas.


Voy a decirte, voy a preguntarte
solo con las pupilas
si me quieres.

Si brillan, entonces
sabré que querrás
que amanezca, y ahí esté yo
acompañando tus tiernas
o torpes diez de la mañana.

Voy a decirte algo
sin hablar de muchas cosas,
porque no hace falta más
para que sepas que estoy contigo
para que tú también me ames.

SOLO TE EXTIENDO



SOLO TE EXTIENDO

Solo te extiendo ahora,
mis manos, un abrazo,
mis ganas de tener las tuyas
clavadas en mi boca.

Y también quizás
algún que otro paisaje
diferente que te apetece
conocer fuera de la ciudad
donde lloran extrañamente
las palomas, y la lluvia sabe
a lágrima triste y fina en ocasiones.

Solo te extiendo ahora
unos versos, mis ansias
urgentes de quererte,
y mi alma, si eso te basta
para que extiendas el mundo
hasta nosotros dos mismos.

martes, 17 de junio de 2014

NUESTRO SECRETO



NUESTRO SECRETO

Nuestro secreto es nuestro.
No debería decírtelo muy alto,
pero es nuestro.

La ciudad no lo sabe todavía.
Y solo lo conocen la forma
en la que nos miramos
sin retarnos las pupilas,
y ese país de inventos
y luces que no se apagan
por la mañana al ahogarse
en el mediodía las farolas.

Nuestro secreto solo lo saben
bien nuestra desnudez conjunta,
y lo demás puede que sobre
ahora mismo en estos versos.

Es más, diría que digo demasiado.

Pero lo repito.

Nuestro secreto es nuestro,
aunque no deba decírtelo,
pero es nuestro.

NO PIENSES QUE TE QUIERO

 
 
NO PIENSES QUE TE QUIERO

No pienses que te quiero.
Cree que te quiero,
como creería la nube
en el viento que la lleva
en volandas por el cielo.

Cree inagotablemente
en que ahora te miro,
y de mis ojos se descuelga
el mediodía que solo ven
mis pupilas al penetrar las tuyas.

No pienses que te quiero.
Solo ten fe en mis palabras,
y deja que te siga amando,
desde el verso desnudo,
desde mi amor sin preguntas,
ni respuestas certeras.

No pienses que te quiero,
quiéreme, a secas.

lunes, 16 de junio de 2014

EL MAR ME MIRA AUSENTE



EL MAR ME MIRA AUSENTE

El mar me mira ausente,
en calma y callado.

Cada sílaba casi átona
que le sale llega como una ola
efímera de memoria
al vacío transparente
de sus ojos inocentes.

El aire acarrea ocasos
hermosos de otros tiempos,
mientras se pone otra tarde
que ella ya no sabe que es tarde.

Se despinta dulcemente
otro mediodía en sus pupilas
blancas, cristalinas y juguetonas
como la primavera con las rosas
que florecen en su nación
de tierra y amapolas en ciernes.

El mar me mira ausente,
mientras otra ciudad desconocida
se desvela tras sus ojos
transparentemente ausentes.

No sé en lo que piensa.
Cuál sera la siguiente ola
de memoria que rompa de nuevo
en las orillas de una palabra.

No lo sé, ni sé si lo sabré.
El mar me mira ausente,
y mi madre ahí está, tal vez,
en la otra costa
de un recuerdo lejano,
gritando ausente el océano.

jueves, 12 de junio de 2014

2 HAIKUS MÁS



I

Somos otro planeta
en el que giran solas
besos y caricias.

II

Tus labios, mi cuerpo
y el amor que damos,
el inicio del universo.

miércoles, 11 de junio de 2014

QUIÉREME



QUIÉREME

Quiéreme, sin más.
Sin principio, sin final.

Sin acordes difíciles
para una melodía
que sepa solo cantar
nuestro silencio constelado.

Sin trabas en el medio
de alguna parte, no sé dónde.

Sin demasiados adornos,
ni maquillaje.

Quiéreme sencillamente,
como sencillamente se derrama
del cielo la tristeza del otoño
gris en forma de lluvia,
y cuando duermas, acompáñame
desde tu sueño también simple
como una rosa que florece sin más
cuando ha llegado la primavera
a la tierra que la acoge.

Quiéreme sin más.
Sin demasiado tiempo.
Sin principio, ni final,
y sin contar los besos:
hoy podría ser la primera
y la última vez que en tu boca
hable de contar maravillas
y surcar el mar sin adentrarme
en la corriente peligrosa
de un océano, tan solo
en tus labios.

Quiéreme, sin más.
Tan solo quiéreme.

martes, 10 de junio de 2014

SOLO SOMOS



SOLO SOMOS

Solos somos. Solo eso.
Palabra que se calla
o que se dice.

Fuerza que se torna ganas
o debilidad en las piernas
y los pasos para seguir caminando.

Verso, poema, miedo,
tristeza, una mota de piel
en medio de la ciudad
cubierta de asfalto y falsas esquinas
a alguna parte del cielo.

Verbo, acción, amor, odio
que no debería traspasar
el corazón o la bala,
y codicia que muchas veces
no debería ser guerra.

Solo somos. Solo eso.
La vida o la muerte.
La eternidad de creer
en la belleza, o la triste
brevedad de pasar sin más.

Solo somos. Solo eso.
Somos, solo somos.

lunes, 9 de junio de 2014

DESPERTAR Y OTROS MILAGROS



WAKING UP AND MIRACLES (FIRST SPEECH)

Today, I am not going to talk just about myself, but about one unforgettable episode in my life that changed completely my perception about life and the way it should be truly lived.

I am not here to convince anyone about a specific topic, but to share with you a piece from the jigsaw puzzle of my own story. I am going to talk about how I truly woke up one day. One day in which this special waking up was more than lifting my eyelids early in the morning after an exhausting school (and sometimes) working day. One day in which other type of miracles were possible as well.

Twelve years ago, I was a teenager, a blossoming adult, who was in his quest for a clearer and better future than the uncertain moment I was living. I should say that, at that time, I was growing up in a really nice familiar atmosphere, despite some related-to-my-handicap bullying at school which brought me a bit down sometimes. I could not complain at all.

The problem was that I was growing up while hearing my parents saying the whole day that “you cannot”, “you cannot do this because of your handicap and you should be aware of it”. I should say that I always believed this was my truth after I stumbled onto a very touching and inspiring film: Forrest Gump. It gave me goose bumps and the courage to keep on and conquer my fear to live on my own, with no overprotection from almost all my relatives and friends, among other things which did not allow me to grow personally and emotionally, to spread the wings of a real freedom. No matter how big the obstacles would be on the road.

It was a bit late in the evening and the light over the sky was already fading down as the spring when summer starts to wither the flowers with hot and scorching days. Nevertheless, another particular sun was coming through the windows and starting to dwell inside my heart. I was watching the aforementioned film and this story about a handicap boy who managed to turn a deaf ear to all insults and jokes about him, get away from the crutches his weak teen body was upon, and cross a whole country just by running, touched me very deep inside, so that I was feeling really able to do almost anything anything). I was starting to notice that “I could”.

At that time, I realized a couple of things I was not aware for the time being: despite the fact this would be an utopic story concerning the long distance and time that Forrest Gump ran on his own, miracles are happening in every moment of our lives. The most important of them is being consciously alive. What I call the waking up of consciousness beyond our city, secure and apparently stable horizons. This one was one of the several ones that already happened to me. I was living that moment with very opened-wide eyes. They are still trying to be like this since that moment while I am sweetly gazing at you, while thinking: how on earth it is possible I am now here, alone in a foreign country, living on my own with no one around me. Was I supposed “to not be able” or “be disabled”? In conclusion, I should day that, of course not as it shows the fact that I am now living the miracle of telling you the story about how I truly woke up that unforgettable day, twelve years ago. The way my consciousness was also “lifting its eyelids” for the first time after a long lethargy in its own particularly exhausting inner ignorance.



TRADUCCIÓN

DESPERTAR Y OTROS MILAGROS (PRIMER DISCURSO)

Hoy, no voy a hablarles solo sobre mí mismo, sino también sobre un instante inolvidable de mi vida que cambió por completo mi percepción sobre ella y al forma en que debe vivirse “verdaderamente”.

No estoy aquí para convencer a nadie sobre algo en concreto, sino para compartir con todos vosotros una pieza del rompecabezas que representa mi propia historia. Les voy a contar la forma en la que desperté de verdad un día. Un día en el que este este despertar especial supuso algo más que levantar los párpados de madrugada tras un extenuante día escolar o de trabajo. Un día en el que otros milagros fueron posibles también.

Hace doce años, era un adolescente, un adulto en ciernes que buscaba un futuro mejor y más nítido que aquel incierto momento en el que vivía. Debo decir que, en aquel instante, me criaba en un entorno familiar muy propicio, pese al acoso escolar por mi discapacidad que, en ocasiones, sufría a que me entristecía de cuando en cuando. No podía quejarme en absoluto.

El problema radicaba en que me pasaba mucho tiempo escuchando cómo mis padres me decían: “no puedes. No puedes hacerlo por tu discapacidad. Tienes que entenderlo”. Debo decir que siempre les creí, hasta que un día se cruzó en mi camino una enternecedora y conmovedora historia: Forrest Gump. Esa película me puso la piel de gallina y me ayudó a vencer mis miedos de vivir por mis propios medios, sin que mis allegados y amigos me protegieran demasiado, como solían hacerlo, además de tantas otras cosas que me impedían crecer en lo emocional y en lo personal. Ya no importaba cuán grandes fuesen los obstáculos en el camino.

Era ya algo tarde. El ocaso emergía del cielo mientras se apagaba la tarde como se agostan los campos cuando el verano empieza a acariciar acaloradamente la pradera. No obstante, había otro Sol que, en ese instante, habitaba en mis pupilas. Veía Forrest Gump, una historia en la que el protagonista conseguía hacer oídos sordos a todos los insultos y las bromas mal intencionadas de los compañeros sobre su discapacidad. Un chico que consiguió zafarse de las muletas sobre las cuales se apoyaba su débil cuerpo de adolescente y llegó a cruzar corriendo todo un país tras todas esos terribles acontecimientos. Me caló hondo, tanto que empecé a sentir capaz de hacer casi todo lo que me propusiera. En ese momento, empecé a decirme a mí mismo que podía.

En ese momento, me di cuenta de unas cuantas cosas de las que no había sido consciente: si bien la historia de Forrest podía parecer irreal y utópica en lo que concierne en recorrer corriendo sin parar todo un país, los milagros ocurren en cada momento de nuestras vidas y lo más importante radica en vivir la vida de forma consciente. Eso es lo que yo llamo despertar de la conciencia más allá de nuestra ciudad y nuestros horizontes aparentemente estables y seguros. Esta vez representó una de tantas en las que he experimentado una sensación similar. Estaba viviendo el instante con los ojos muy bien abiertos y el alma despierta. Todavía intento que eso ocurra cada día, mientras os contemplo dulcemente y me pregunto: ¿cómo he podido llegar hasta aquí? ¿Cómo he podido vivir tanto tiempo en un país solo y manejarme por mí mismo? ¿Es posible que esté viviendo ahora mismo este milagro de brindarles este discurso en el que va una parte de mí mismo? ¿No se suponía que era discapacidad? Por supuesto que no, y ello se demostró ese día en el que también mi conciencia “levantó sus párpados” y despertó de su propia y extenuante ignorancia interior tras un largo letargo.

MADRUGAR EN TUS OJOS



MADRUGAR

Hoy amanece de otra forma.
Se despiertan algo más
que mis huesos repuestos,
y mis alas tienen ganas
de caminar un rato
por otros sueños casi posibles,
lejos de estas chimeneas grises,
y los pájaros cansados
que se descuelgan de los bancos
como poetas tristes sin veletas.

Hoy amanece de otra forma.
Madruga la belleza en tu mirada,
mientras fijas tus ojos
en los míos, y amanece
cortando otra tarde de melancolía,
el mar claro de tus pupilas
enamorándome.

Amanece de otra forma,
mientras tras acostarnos,
madruga de nuevo el amor
en tu mirada.

domingo, 8 de junio de 2014

ANDAMOS EL MAR



ANDAMOS EL MAR

Andamos el mar ahora,
porque la tierra se ha vuelto
de agua, y lluvia de ganas
bajando por los cuerpos
como una tormenta dulce
de besos y truenos de amapola.

Andamos el mar ahora,
y es posible que también
el cielo nos parezca al alcance
de nuestros pasos pequeños,
porque solo estamos a centímetros
de amarnos en este momento.

Andamos el mar ahora.
La utopía, el amor,
esa palabra casi imposible
ahora es posible 
en nuestro momento
de darnos el mundo,
y la tierra en una caricia.

OTRO GOBIERNO



OTRO GOBIERNO

Estoy cansado de las urnas,
de repúblicas sin mucha gente
mundana con poder verdadero,
y gobiernos sin más parlamento
que la mentira y la codicia.

Por eso, hoy prefiero
ocupar el escaño
de tu cariño sincero,
gobernar en los latidos
de tu corazón a cada pulso
sin que nos dicte el tiempo
cuánto debe durar la eternidad
que queremos nosotros de un beso.

Y acceder a ese trono
de maravillas o esa jefatura
del estado de tu ánimo,
tu tristeza o tus miedos.

Solo dándonos el mundo
pequeño pero inmenso
de nuestra desnudez sin horas.

Otro gobierno, otro país
quiero fundar ahora
mientras me amas.

sábado, 7 de junio de 2014

DIME SI SERÍA POSIBLE



DIME SI SERÍA POSIBLE

Dime si sería posible
ocupar un momento tu soledad,
estar en tus espejos incluso
aunque no se reflejen, a veces,
los besos en unos labios.

Dime muchas cosas imposibles
ante tanta utopía increíble
que no sale en las noticias
de las ocho esta tarde,
mientras se posa otro ocaso
en tus ojos por si me miras.

Dime que podemos ser
algo más que versos,
y volvernos poema
en una desnudez 
abierta y cerca,
como a un cuerpo de distancia.

Y después de todo
lo que me digas,
y no calles.

Dime si sería posible
que hoy, por ejemplo,
pudiera darte un beso
sin que te acercara el viento
hasta mis mejillas y mi boca.

Dime, desde esta soledad,
que solo tú acompañas,
si sería posible
que nos amáramos esta noche.

viernes, 6 de junio de 2014

DESCUBRAMOS



DESCUBRAMOS

Descubramos otro continente
sin tantas fronteras,
ni balas, ni fuegos cruzados.

Un país en el que solo quepan
los besos, las despedidas
tiernas y las horas
sin tiempo de esas
que solo saben los que se quieren
casi eternamente.

Descubramos el mundo
de otra forma diferente,
sin tantas prisas por coger
el próximo vuelo a otra parte.

Acerquémonos los labios,
y que nuestras bocas sean
los únicos puentes al cariño.

Descubramos cómo amarnos
más allá de esta noche,
y el tiempo, sencillamente,
casi infinitamente.

jueves, 5 de junio de 2014

LENTAMENTE



LENTAMENTE

Lentamente.
Dame un beso,
mójame de mar los labios
y la boca.

Lentamente.

Mata mi tiempo,
detén mis relojes de utopías
que ponen las diez y otra tarde
más por morir en mis sueños.

Lentamente

Arráncame los años
en un segundo de esos
tiernos que tú sabes darme
como si pudieran doblarse
los meses cual hoja de papel
en los brazos ingrávidos del viento.

Lentamente.

Borremos de humo las chimeneas
e inventemos con los lápices
de nuestros dedos tensando
la carne y surcando la caricia
de la desnudez otro cielo
sin tanta tristeza
ni horizontes de asfalto.

Lentamente.

Andemos descalzos
por los puentes de nuestros brazos
hasta el cariño bien hecho.

Dejémonos morir
en estos compases
perfectos de arrumacos
en los que solo cantan
y se mueven nuestras ondas
de amor en sintonía con el mundo
único de querernos.

Lentamente,
lentamente.

La eternidad después de esto
nos aguarda tranquila.

No hay prisa.

Lentamente..


miércoles, 4 de junio de 2014

MINTAMOS UN POCO



MINTAMOS UN POCO

Mintamos un poco.
Digamos que vivir
despiertos los sueños
es más posible.

Afirmemos que los sonetos
tienen algo más que alejandrinos
rima y métrica predefinidos
mientras plantamos la belleza
en las raíces de un beso.

Creamos en puentes de papel
que soporten la gravedad
de nuestras tristezas
o desdichas desde la desnudez
de nuestras almas,
y los caminos cortos
a una lágrima o las balas
de ternura directas al corazón.

Engañemos al tiempo.
Seamos casi eternos.
Amémonos, y descolguémonos
un poco de esta ciudad hastiada.

Mintamos un poco,
amémonos vivamente.


martes, 3 de junio de 2014

NO CORRAS DEMASIADO



NO CORRAS DEMASIADO

No corras demasiado.
No quiero que el tiempo
marque demasiado temprano
las doce de la última noche
en toda tu silueta
y lo que eres.

No corras demasiado.
No hay ninguna prisa
para que nos amemos esta tarde,
y los ocasos que sigan
sangrando después dulcemente.

Los besos nos esperan
a la puerta de los labios,
y crecen por momentos el viento,
los sueños, el aire, las alas,
y la eternidad en la caricia
mientras nos damos la desnudez.

Pero hagámoslo sin agobio.
No quiero que se nos gasten
los dedos como los pasos
en el asfalto de la calle
o la lluvia en tierra estéril.

Solo nubla el cielo
el leve humo de una chimenea.
Todo lo demás es un infarto
tierno de belleza, no te preocupes.

No hay prisa para que empecemos
la eternidad amándonos.

lunes, 2 de junio de 2014

2 HAIKUS MÁS



2 HAIKÚS MÁS

I

Tu piel se abre
como un libro
en mis manos.

II

Mis dedos entonces
son los barcos leves
que cruzan el mundo.

domingo, 1 de junio de 2014

POEMA SOLO



POEMA SOLO

Ahora sé con quién estoy.
Alguien me está mirando,
pero no lo recuerdo
muchas veces bien.

Se le escapan palabras
parecidas a las mías
cuando mueve los labios,
si bien en muchas ocasiones
no consigo traspasar
la barrera invisible y sin ecos
de un silencio sordo.

Hay acordes que se escabullen
a las teclas de cualquier piano,
y verbos que escapan a la semántica
cotidiana de mi trabajo
y mis cosas sin cosas.

Y no sé quién fija
sus ojos en mí ahora.

Me está mirando calmo
o nervioso. No lo sé.

El espejo habla más de la cuenta,
o soy yo mismo quizás
quien no entiende ahora
su reflejo, y el poema solo
que ahora escribe.

NOS DIREMOS TODO



NOS DIREMOS TODO

Estaremos callados.
Solo sonará el viento
en nuestros costados,
y el bullicio en la ciudad.

Los jazmines dúctiles
cimbrearán como alambres
primaverales aunque sea invierno.

Te desdoblarás,
no desdoblaremos,
fecundaremos la ternura,
nos uniremos, nos besaremos,
nos acercaremos al paraíso
y volveremos fuera del tiempo
una y otra vez, mientras detenemos
los instantes en la caricia.

Y en silencio pronunciamos
solo lo que necesitamos:
unas miradas brillantes
y dulces como caramelos tiernos
en las bocas,
y los ojos trémulos como faros
en busca de barcos
que guiar a la orilla.

Nos diremos todo
abriéndonos el mundo desnudos.