MÚSICA PARA EL ALMA

domingo, 30 de junio de 2013

SIN CURRÍCULUM



SIN CURRÍCULUM

Yo no quiero
contar con un currículum.

Quiero contar la vida
sin pensar que el viento
y la fuerza del aire
que impulsa mis alas
de sueño se pueden medir
con unos cuantos diplomas.

Quiero hacer locuras.
Cruzar algún semáforo
en rojo cuando el verde
parezca llevárselo el otoño.

Soñar libremente.
Pensarte, también,
libremente.

Y que la sangre me corra
por las venas 
haciendo algo más
que degradarme a cada segundo.

No quiero ir siempre
con un reloj encima.

Sé que toda tarde
ha de morir en otra noche,
pero prefiero pensar en lo hermosa
que puede despertarse
la luna mientras miro tus ojos
o contemplo cómo rielan
sus rayos sobre el mar.

Yo no quiero
contar la vida con diplomas,
ni números, ni cuentas bancarias.

Quiero vivir para estar vivo.

Eso es todo.

AFINO EL SILENCIO



AFINO EL SILENCIO

Afino el silencio.
Le devuelvo otro tono
para que lo habite
tu voz, aunque lejana.

Entonces, descansa
el tiempo, porque no tiene
ganas de pasar
mientras me desconsuelo
dulcemente pensándote.

Y afino el silencio,
y la melancolía viene
con sabor a tierna ausencia.

A mi silencio afinado
de frágiles mariposas
en mi estómago,
con tu voz lejana, amor.

sábado, 29 de junio de 2013

NO TERMINAS DE IRTE



NO TERMINAS DE IRTE

No terminas de irte,
aunque ahora no estés conmigo.

Y no despierte con tus ojos.
Y no me ilumine el resplandor
de tu cielo al raso y raso.

Y no clave mis pupilas
en cada uno de los puntos
cardinales de tu ternura
desnuda abrasándome
sin mucho calor entre sábanas.

No terminas de irte,
tal vez porque no va contigo
saber decir adiós.

Eres eternamente tú,
aunque ahora
no estés conmigo, amor.

No terminas de irte..

TE QUIERO A TI



TE QUIERO A TI

Te quiero a ti,
y el mundo está de más
cuando tú eres todo.

Cuando tus labios
son la casa donde quieren
reposar mis besos.

Y mi soledad se vuelve contigo
dulce compañía de nostalgias,
ternuras y melancolía.

Te quiero a ti.
No lo olvides.

Te quiero a ti.

jueves, 27 de junio de 2013

NO ME PIDAS RAZONES




NO ME PIDAS RAZONES



Amor, te pido una cosa ahora.


No me pidas razones,


ni motivos, ni explicaciones

sobre por qué late así el corazón

casi sin poder tener tu pulso

recostado en mi pecho.

Porque, sinceramente,

no lo sé.



Simplemente, siento, te siento.

Y siento que nos sentimos.

Y sentimos algo que escapa

a toda gente y razón.

Algo que no es cotidiano

como los acordes de ruido

y tristeza que se oyen en los buses,

y la lluvia que no acaba de mojar

las lágrimas de algún viandante

cuyos pasos arrambla la rutina

como un diluvio la urbe.


Amor, no me pidas

explicaciones, ni motivos

de por qué te amo.


Solo sé que quiero, deseo,

me encantaría que vinieras.

Y sin guerras, ni luchas,

y solo con besos

alzáramos el paraíso

mientras estoy contigo,

y en ti, y tú estás conmigo.

Porque la única respuesta

a lo que siente

es que quiero

que ahora mismo

me estés amando, amor.

SOLO MINUTOS



SOLO MINUTOS

Ahora pasan
solo minutos en las horas.

Porque tú no pasas.
O bueno sí pasas
por mi locura o mi recuerdo
sin sucederte demasiado
como los días que van
persiguiendo almanaques
y arrancando años como ramas
del árbol un huracán repentino,
tiempo sin querer tiempo.

Ahora pasan
solo minutos en las horas.

Y dan las tres, y las cinco,
y las siete y el cielo
se va vistiendo de azul,
de claridad y de sangre
conforme mueren los días,
los mediodías y las tardes.

Y yo sigo anclado
en tus ojos de plata,
almendra y amapolas.

Pasándome, tal vez,
sin querer el tiempo.

Pensando que las horas
solo tienen minutos ahora.

Porque tú no pasas.
Mejor dicho, no te sucedes
en mi vida, amor.

miércoles, 26 de junio de 2013

TE ESCRIBIRÉ



TE ESCRIBIRÉ

Te escribiré
lo que quieras.

Cartas, metáforas, belleza.

Canciones, el mar.
Las lágrimas de la lluvia.
El diluvio dulce de tu sudor
cayendo por tu silueta.

En tu cuerpo, en tu espalda,
mis manos en tus senos,
mis labios en tus besos,
mis ganas en tus ganas,
mi deseo en tu afán
tierno de quererme.

Te escribiré poesía
si lo prefieres
sobre tus curvas.

Pero, ante todo, te pido ahora
que me dejes amarte,
solamente.

Amarte, mientras escribo
tu poesía desnuda
en mis recuerdos.

martes, 25 de junio de 2013

SUCEDEN MUCHAS COSAS



SUCEDEN MUCHAS COSAS

Suceden muchas cosas
en este mismo instante.
Sucede que muere la tarde,
y otra noche corta el horizonte
a mis pupilas.

Y pasa un último transeúnte,
y se borran las huellas del viento
sobre el asfalto de unas calles.

En una esquina, tal vez,
todavía alguien escriba otro poema.
Tampoco sé qué páginas
de belleza dibujará en otra habitación
otro sueño humano como el mío.

Llueve, y espero que llores
tu emoción sobre tus mejillas.
Eso sí lo sé, y lo quiero
en este momento conmigo,
aparte de todo lo que sucede
en la sección de acontecimientos
rutinarios de un periódico.

Quiero que la luz de tu mirada
clara sea noticia de mediodía
en mi pupila.

Y que importen poco
los acontecimientos
consuetudinarios de la rúa.

Suceden muchas cosas,
pero eso no me preocupa.

Solo quiero que sucedan
tus besos en mis labios.

Y seamos, amor, y seamos
aparte de lo que ya es mi vida
en alguna apostilla
final de diario: nada.

Sucede que quiero
que sucedamos.

CUANDO QUIERO HABLAR



CUANDO QUIERO HABLAR


Cuando quiero hablar
del mundo hablo de ti.

Porque basta tu nombre
para llenar todos los nombres
del bello sustantivo
de tu belleza, y el tierno
verbo de cuando me amas
desde tu mirada dulce,
y tu corazón constelado.

Cuando quiero hablar
del mundo, me basta
con hablar de ti, amor.

lunes, 24 de junio de 2013

SOLO ESPERO NADA



SOLO ESPERO NADA

Solo espero nada de ti.
Y lo espero todo.
Solo quiero que vengas
con lo que eres tú.

Y no me importa si tus senos
son montañas o lomas chicas.

No me importa si tus labios
son carnosos o como esponjas.

Lo que me importa
es que tus besos
sean tuyos, y tu desnudez
sea la tuya.

Porque el mundo sobra,
cuando viene todo contigo.

Aunque no espere demasiado,
pero lo espere todo,
mientras te espero.

domingo, 23 de junio de 2013

VUELO, VUELO



VUELO, VUELO

Yo veo en el cielo
las nubes como gaviotas
que corren persiguiéndose
al compás del viento.

Y contemplo un sueño
con la mirada casi ingenua
de un niño que, tal vez,
nunca quiso crecer.

Aunque hoy tenga
28 años, y haya caído
a veces la fantasía
como un fruto maduro.

Mis ojos todavía 
quieren mirar.

Y aunque otros
solo vean nubes.

Yo veo el cielo
todavía por conquistar.

HA VENIDO ALGUIEN ESPECIAL



HA VENIDO ALGUIEN ESPECIAL

Ha venido alguien especial
esta mañana a mi puerta.

Y ahora me está mirando
con sus ojos de horas
tiernas, y su infarto
de luz sobre las ventanas
que inunda de mediodía
esta tarde algo gris.

La brisa parece cantar
hojas de amapolas sobre el asfalto.

Me dice que me quiere
con él, a su costado.

Y yo accedo. Todavía
no sé muy bien cómo viene.

No puedo distinguir sus ropajes,
si bien parece no afectarle
el paso de las estaciones.

Es muy viejo como el tiempo,
pero todavía no le han brotado
esas nievas de la edad
que asaltan la sangre
conforme llueve los años
como golpes en la espalda.

Y tiene ritmo de latido
acelerado y sabor a ti.

Amor, estoy enamorado.
Contigo, ha venido
alguien especial esta mañana.

Amor, contigo
ha llegado el amor.

sábado, 22 de junio de 2013

TE QUIERO CONMIGO



TE QUIERO CONMIGO

Te quiero conmigo,
y contigo quiero que vengan
también tus brazos
a mis manos,
y tu piel a mi cuerpo,
y tus latidos a mi corazón
y tu ternura a calmar
este tormento de soledad
en que solo disfrutan del silencio
mi emoción lloviendo lágrimas,
y la tristeza.

Te quiero conmigo,
y contigo no quiero
que venga sola la poesía.

Quiero que venga contigo,
con tu poesía.

Así, ya sabes,
te quiero conmigo.

viernes, 21 de junio de 2013

HOY NO PASAN



HOY NO PASAN LAS HORAS

Hoy no pasan las horas,
aunque el tiempo vuele.

Hoy no pasan ni las dos,
ni las tres, ni las cinco
ni las diez de la noche
en que ya muere la tarde.

Si bien el tiempo
no se detiene, y me degrada
como degrada a las hojas
secas del otoño.

Porque siempre pienso
en que quiero estar
en las doce de tu mediodía,
y en las seis horas de tu tarde
de mirada clara y pupila
abierta y trémula hacia mis ojos.

Hoy no pasan las horas,
sino tú por otro recuerdo
inacabable mío de ti.

jueves, 20 de junio de 2013

BIENVENIDA SEAS



BIENVENIDA SEAS

Recuerda algunas cosas
antes de amarme.

Recuerda que no soy perfecto.
Recuerda que sueño mucho,
lo cual no implica
que se me hundan los pies
en el mar cuando me adentro.

Recuerda que mi voz
no siempre sale a raudales
como la hierba dormida
tras las nieves del invierno
en la primera lluvia verde
de la primavera.

Y que escribo poesía
aun sin ser muy buen poeta.
Tal vez, porque hoy,
y mañana y siempre
descanso en tus labios
o en lo que pienso de ellos.

Y el beso echa a volar
como una gaviota de ensueño
hacia donde casi nadie vuela.
Hacia donde tú estás.

Hacia donde estamos
colmando de ternura
nuestras manos vacías.

Recuerda, amor, algunas cosas
antes de amarme.

Recuerda, ante todo,
que pese a mí,
yo te amo.

Si estás de acuerdo, 
entonces, bienvenida seas,
amor.

Si me permites
que te llame amor.

miércoles, 19 de junio de 2013

PUEDEN DECIR DE TI



PUEDEN DECIR DE TI

Pueden decir de ti
muchas cosas.

Pueden decir que eres bonita,
y que en tus ojos
se miran celosas las estrellas
claramente.

Pueden decir que te quieren
mucho sin llegar a amarte.

Y pueden decir que eres
lo que, a veces, les hace
ser más hermosos.

Sin embargo, nadie te dirá
las cosas como yo te las digo.

Ni querrá tu belleza
como yo la quiero.

Tampoco te dirá la gente
que ocupas todo el mundo,
y la poesía que encierra
en una servilleta que siempre
llevo en el bolsillo
por si debo anotar la lluvia
de besos que cae poco
en esta amarga ciudad.

Pueden decir de ti
muchas cosas.

Pero nunca las dirán
como yo las digo.

Ni querrán tus cosas
como yo las quiero.

Porque nadie puede decir
que eres bonita como yo.

Y hermosamente mía, amor.

martes, 18 de junio de 2013

AHORA ESTÁS AQUÍ




AHORA ESTÁS AQUÍ



Ahora estás aquí,
amor,
porque quiero que estés.



Y sé que estás lejos,
y solo te conjuga la distancia
como una ola lejana de deseo
que no acaba de romper
en las costas de mis ansias.



Pero estás aquí,
porque quiero que estés,
si bien solo eres las ganas
de mis manos de tocarte,
y la belleza de un metáfora
que espera saciar su sed
de sueños y lluvias de besos
en la nación desconocida
de tus labios.



No tenemos tiempo. Es cierto.
No compartimos esta tarde,
desde los ojos contemplando
hermosos otra noche que avanza.

Contamos kilómetros, cierto,
pero también sueños
por conquistar en tus mejillas.



Pero nos miramos
desde estos ojos míos,
y tuyos sin pupilas,
pero con ganas de fijarse
en las pupilas como mi rostro
ahora en el espejo.



Ahora estás aquí, amor,
aunque ahora el silencio
pueble de soledad una habitación
de tierna lujuria sin las esquinas
curvas de tu feminidad.



Ahora estás aquí, amor,
porque quiero que estés.



Tal vez, te amo.


PERDÓNAME

 
 
PERDÓNAME, AMOR

Perdóname, amor, perdóname.
Si no tengo palabras
para decir, a veces, simplemente
y difícilmente amor.
 
Si no me queda aliento
para respirar la dulzura
de tu silencio y la ternura
de tus susurros, mientras callas
o me dices cuánto me quieres,
y no sé ahondar en la profundidad
de ese inhóspito mar de belleza
que quiere habitar mi poesía.
 
Perdóname, amor, perdóname
si no sé pronunciar el amor
a tiempo y a destiempo.
Y a deshora, y apenas,
y con mucha pena, a veces.
 
Pero solo soy poeta,
no poesía.
 
Soy un hombre sin más don
que el de poderte querer.
 
Soy un hombre que es
amor mientras está contigo
y que no sabe, muchas veces,
decírtelo si no es con otro poema.
 
Perdóname, amor, perdóname
si a veces me falta
contarte el amor.

lunes, 17 de junio de 2013

AMARTE ES MÁS

 
 
 
AMARTE ES MÁS

Amarte es más, amor,
que el amor de diccionarios
en que supuestamente
parto de mi insufiencia
hacia ti.
 
Y es sencillo, y simple
como besar tu boca
de amapola y primavera.
 
Y querer habitar
tus latidos como los golpes
de la vida el corazón
dentro del pecho.

Amarte es querer
todo lo que eres.

Es ansiar tu deseo.
Es buscar otra forma más
de creer en la belleza,
y escribir ese poema que siempre
anhelo escribir: tu piel.

Amarte es más
que completarme.

Es amarte
con todo lo que eres,
amor.

domingo, 16 de junio de 2013

PERDER



PERDER

Perder.
Podría perder 
muchas cosas.

Un unicornio en estuche.
Una sirena en mi alcoba.
Algún vestido en el armario,
a veces, el tiempo
y unos cuantos instantes.

Podría perder, sí,
algunas cosas.

Podría perder la estancia,
algún que otro beso
que no he querido dar.

Otros tantos pasos inciertos,
el baile de aquella noche
en la que no quise salir,
y tu tacto, algunas veces.

Podría perderlo todo,
y seguir teniéndolo todo.

Y muchas cosas sin nombre,
y mis sueños que desaparecen
entre molicie urbana y apatía.

Podría perder muchas cosas,
pero no quisiera perderme.

Porque yo mismo
soy lo mejor que tengo.

La única vida
que puede vivirme,
aparte de ti, amor.

Y no quiero
bajo ningún pretexto,
perderme.

TÚ NO VINISTE SOLA



Tú no viniste sola. Viniste contigo.
Y por ello necesito, preciso,
es más exijo que hoy seas
lo que has sido siempre
desde aquella tarde.

Te pido que vengas
con tus labios tiernos
y me vuelvas a dar esa razón
de mis ganas que se fue
en alguna parte de otra piel.

Y que no tengas mucho miedo,
aunque me encantes también
desde tus indecisiones.

Quiero que este momento
sea nuestro. Y estemos solos
con nosotros mismos.

Tú no viniste sola.
Viniste contigo, y conmigo.
A darle un motivo
lleno de ternura
a mis manos vacías.

A colmar mi soledad
de versos inimaginables
como tus estrofas inefables
de curvas morenas y sensuales.

Y no lo olvides.
Tú no viniste sola.
Viniste contigo.

Sigue contigo, así,
como tú,
para que vengas
a amarme también
conmigo.

sábado, 15 de junio de 2013

HOY QUIERO QUE AMANEZCA



HOY QUIERO QUE AMANEZCA

Hoy quiero que amanezca.
Y que tus ojos cambien
las cosas hacia tus cosas.

Quiero mirarte y que el mar
quede mucho más cerca,
mientras surco tu brillo
como si la luz trémula
de tu pupila tuviese corriente
y rumbo hacia a alguna parte
lejos de estas esquinas sin sombra.

Mírame, y no dejes de hacerlo.
Aunque ahora quede lejos
anclarse en tu mirada clara
y clavar el tiempo en ese instante
en que en el deseo mueren
las horas como hojas de otoño.

Hoy quiero que amanezca.
Y que tus ojos cambien
las cosas hacia tus cosas.

No dejes de mirarme
nunca, claramente.

viernes, 14 de junio de 2013

TODA MI GENTE

 
 
TODA MI GENTE

El mundo se pasea
como persiguiéndose
los pasos cansados
día tras día.

Alguien se enciende
un cigarillo en la esquina,
mientras, tal vez, anhela
que el sol no queme tanto
este mediodía triste.

Otro se sienta en la metáfora
sobre un banco, como si quisiera
volar hacia las palabras azules
que no destellan desde el cielo,
tras las nubes como gaviotas grises
de melancolía y lluvia.
 
Y la ciudad está en silencio
con muchos silencios alrededor.
 
No importa de todos modos
que el mundo no gire
como quisiera en la órbita
de la belleza.
 
Porque ahora toda mi gente,
y mis sueños, y mis anhelos,
y mi ciudad de besos y caricias
es tu corazón abierto hacia el mío.
 
Eres tú.
 
Toda mi gente eres tú.

jueves, 13 de junio de 2013

NO ME IMPORTA LO QUE SEAS

 
 
NO ME IMPORTA LO QUE SEAS

No me importa lo que seas.
No me importa que tus senos
sean grandes o pequeños
o que intenten medir tu belleza
con litros de Rimmel
o pinturas para besos secos.

No importa lo que seas.
Me importa lo que soy
cuando estoy contigo.

Y soy feliz.

miércoles, 12 de junio de 2013

AL FINAL



AL FINAL

Al final no importa
ni el color de la bandera,
ni el desfase horario.

Al final, todos nos vamos.
Al final, todo es suelo,
y tierra árida, gélida o verde
como la primavera en flor.

Al final todo tiene final.
Y no importa si el PIB
es más alto o más bajo
o si la rentabilidad de un sueño
no sabe de rendimientos de deuda
o correlaciones bursátiles.

Al final todo tiene su final,
y todo es de asfalto, piedra,
fantasía o comienzo.

Al final, como tú,
como todos, sé que me voy.

Y todo tiene suelo,
y también un cielo
en el que querrá volar
quien se atreva a ser pájaro
entre jaulas de inconsciencia.

Y al final, todo tiene un final.

Y quiero, al final,
llegar a estar vivo.

Aunque también tenga final.

CONOZCO ALGUNOS IDIOMAS


 
CONOZCO ALGUNOS IDIOMAS

Te voy a decir algo.
Y no te asustes, amor,
si en un principio no lo entiendes.

No basta la razón
para saber de qué quiero hablar.

Amor, conozco algunos idiomas.
Muchas palabras con diferentes
sonidos y melodías.

Vocablos extraños como una rosa
floreciendo en pleno mar.
Verbos indescifrables como la corriente
del mar que a su antojo
se pasea por las rocas
en cada golpe de ola.
en cada penacho de espuma.

Y miles de fonemas
y distintas designaciones
para el amor, los nombres
y la belleza del mundo.

Sin embargo, ninguno
es tan bello como tu silencio,
cuando me estás mirando.

Y me bastan tus ojos
para saber lo que encierra
el cielo en el que soy feliz:
tu mirada clara
cuando la habito.

Conozco algunos idiomas.
Ninguno tan bello
como tu silencio,
cuando guarda tras de sí
todo lo que hace falta decir
ahora mismo: tú.

martes, 11 de junio de 2013

NO SE ME OCURREN MUCHAS COSAS



NO SE ME OCURREN MUCHAS COSAS

Ahora no se me ocurren
muchas cosas que decirte.

La metáfora es esquiva,
y la lluvia no cae dulcemente
como otros días.

Solo revuelve, a veces, la basura.

Sin embargo, se me ocurre
decirte que te amo.

Callarme con tus labios abiertos
en mi boca como puertas
tempranas al éxtasis de tenerte
conmigo sin recorrer
la distancia a un sueño.

Y pensar con mis ojos
de otra claridad sobre los tuyos.
Y hablar con nuestro silencio.

Y morirme contigo
para el tiempo sea nuestro.

Y detengamos nuestro instante,
aunque solo sea
para quererte mejor.

Ya ves, no se me ocurren
muchas cosas que decirte.

Pero ahora tu belleza
me basta para decirte
que te amo.

Aunque no se me ocurran muchas cosas.

 

lunes, 10 de junio de 2013

ERES LA MISMA

 
ERES LA MISMA
  
Las horas cambian.
Después de las diez,
las agujas marcan las once,
y luego las cinco, y las seis,
y acaban todas las tardes.
 
 
Sin embargo, tú no cambias.
Tu siempre eres la misma
para mis manos que buscan
siempre el único lugar
donde no se arruga nada al tiempo:
tu cuerpo.
 
En tu mirada siempre amanece,
como si no se cortara el mediodía,
como si siempre fuesen las doce
en punto en el trémulo fulgor
de tu pupila incadescente.
 
Y no importa si te enfadas,
si te entristeces,
si modificas tus estados de ánimo
como el agua que embarra
la tierra cuando llueve.
 
Tú siempre eres la misma,
con tu rostro cansado de las ocho
de la mañana o tu cara de ángel
de las nueve de la noche,
cuando vamos a soñarnos
con besos y al desnudo,
y a estar en ti, y tú en mí.

Ya puede cambiar el mundo,
porque siempre serás la misma
para lo que contemplan
embelesados mis ojos:
tu cuerpo, y todo
lo que no dice tu silueta.

Todo lo que eres
para lo que siempre serás:
la misma.

domingo, 9 de junio de 2013

NO SÉ SI SOY BUENO




NO SÉ SI SOY BUENO

No sé si soy bueno.
Tampoco si soy muy malo
o muy joven o viejo para ti.
Tal vez, demasiado adolescente
o infantil, porque todavía
me gustan los columpios,
y más si hay sueños en ellos.

No sé si soy bueno.
Si soy, tal vez, la receta
de fuego a tus besos apagados.
El motivo de tu alegría
o las lágrimas de tu tristeza
o de tus emociones.

No lo sé. Ni yo mismo
sé si me conozco.

Pero de algo tengo la certeza.
Y es que solo existo, a veces,
cuando quieres que exista.
Cuando quieres que sea
sin importar si soy bueno o malo.
Si te pongo triste o alegre.
Si soy todavía un adolescente
o me pueblan las arrugas del tiempo
el rostro o las nieves de la vida
ya comienzan a caer en mis cabellos.

No sé si yo malo o bueno.
Pero me conformo con algo.
Ser perfecto silencio
para cuando tus ojos
y tu mirada quieran ser
los únicos en dialogar con mis pupilas.

Y amor, cuando me lo pidas.

Sin que te importe demasiado
si soy bueno o malo.