MÚSICA PARA EL ALMA

sábado, 7 de septiembre de 2013

COMPARTIR BIENES



COMPARTIR BIENES

No amor. No te equivoques.
No quiero contigo compartir
algunos bienes o un anillo
de compromiso para sellar
alguna firma o qué se yo
de alguna boda.

No te quiero para eso.
Es más, quiero tus ojos
para mirarte y contemplar
cómo puede ser el mar
dulcemente encerrado
en ellos.

Y pegarme a tus labios
como tal vez se pega
la lluvia al asfalto
durante unos momentos
tras la lluvia, como no queriendo
marcharse de la escena
del diluvio.

No quiero compartir
ni bienes, ni cuadernos,
ni muebles fríos y armarios
sin ropa de astronauta
melancólico para viajes
a la metáfora sin tacto
contigo.

Quiero amarte sin anillos,
ni contratos, ni molestias
burocráticas de más.

Quiero tus labios
pegados a los míos.

Tus besos y tú misma.
No compartirte con bienes,
ni otra camisa que mi desnudez.

Te quiero amor,
para amar mejor incluso
al mundo contigo.

1 comentarios:

Oriana Lady Strange dijo...

Bien lo has dicho,el verdadero contrato solo nos lo da el corazón.
Cariños...