MÚSICA PARA EL ALMA

miércoles, 8 de enero de 2014

EL SOL NO MUERE TODAVÍA



EL SOL NO MUERE TODAVÍA

El Sol no muere todavía,
a pesar de que son las seis,
ha llegado el invierno,
y la tarde pide permiso
para asomarse en un cielo
calzado de color sepia y nostalgia.

El Sol no muere todavía.
La bruma allende el horizonte
viene mojando de besos
pretéritos los labios de asfalto
de las aceras.

Se alongan los poemas
a un precipicio de belleza
en cuyo fondo tu desnudez
incita a volar despacio
hacia la tierna muerte
lenta de quererte a medias,
desde el olvido.

Y pese a que fallece
silenciosamente la tarde,
y se cae el sol a lo lejos
en el horizonte como una hoja
de luz sin primavera,
sigue sin morir.

Porque, tal vez,
aún tus ojos me están mirando.

El Sol no muere todavía.


2 comentarios:

Evy LO dijo...

Tal ves esos ojos no conozcan el sol, pero conocen el amor

Hermoso poema Efrén!!

Oriana Lady Strange dijo...

El sol retarda la ansiedad del amor.
Cariños....