MÚSICA PARA EL ALMA

sábado, 8 de marzo de 2014

HASTA LUEGO MAMÁ



HASTA LUEGO MAMÁ

Ya no puedo saber
lo que te pasa muy bien.

Si estás triste o alegre.
Si estás indecisa
o tienes miedo.

Si el llanto inunda
el mar cristalino
que encierran tus ojos
inocentes y, a veces, ausentes.

Y tampoco si la risa
que mora ahora los pasillos
lóbregos de esa residencia
en la tus tardes mueren
sin que perezca nunca
esa sonrisa ya madura
como el naranjo en primavera
en tu rostro casi de niña.

Tu ternura no envejece,
así como no se avejenta
nunca el murmullo de un río
cuyo caudal sabe escucharse aún,
después del agua.

Y yo así te sigo mirando,
como aquel hijo que todavía
se acuerda de que te acordabas
bien de su nombre,
aunque solo ya digas
que algo te gusta.

Sin que sepa por qué.
Sin que sepa a ciencia cierta
si estás triste o alegre
o Alzheimer no te impide
seguir sintiendo la ahora lejana
cercanía de los tuyos.

Ahora me marcho
puedo decirte.

Pero volveré a verte
como ahora siempre
te ve mi amor de hijo.

Hasta luego, mamá.

3 comentarios:

Oriana Lady Strange dijo...

Cuanta tristeza nos causa cuando el ser que nos dio todo, no solo la vida comienza a estar ausente, fuerza!!! así es la vida. Tú sigue dándole cariño que en algún rinconcito de su mente ella todavía lo siente.
Un abrazo desde el fondo del corazón....

poetadelalba dijo...

Muchas gracias por los ánimos Oriana :)

casalita dijo...

Casi quince años lleva mi padre en ese trance, comenzó como una depresión y está ya en su fase avanzada, en la que casi se convierte en un feto... Mi fuerza y buenas vibraciones y mi cariño a esos ojos que ya no te ven pero que seguro te sienten... Aperta agarimosa.