MÚSICA PARA EL ALMA

domingo, 30 de marzo de 2014

NO QUIERO SOLO TU CUERPO



NO QUIERO SOLO TU CUERPO

No quiero solo tu cuerpo.
Ni tus manos suaves,
ni tus pechos tercos 
contra la gravedad en las mías.

No quiero solo tu cuerpo.
Deseo, necesito más bien
con bastante urgencia
que me des ese punto
de inflexión en que reposa
la eternidad junto al destiempo.

Necesito que volvamos a conocer
ese lugar de cuyas carreteras
de poros erizados y montañas pequeñas
y perfectas como senos erizados
sabíamos nosotros y el cielo,
que todo lo ocupaba contigo.

No te equivoques pequeña.
No quiero solo tu cuerpo.
Quiero lo que éramos más bien,
cuando, a veces, anudabas tus labios
a mi boca como se anuda
un barco al noray al llegar
al puerto deseado de destino.

Sujétame de nuevo a ese planeta
sin frío ni invierno,
donde la primavera es dueña siempre
de los naranjos y de nuestras ganas.

Y no de mes solo tu cuerpo,
ahora quizás de ausencia y recuerdo.

Desnúdate entera.
Pero no me des solo tu cuerpo.


1 comentarios:

casalita dijo...

Hermosas letras que nos regalas. Gracias.