MÚSICA PARA EL ALMA

domingo, 16 de marzo de 2014

VERBOS DE AMAR



VERBOS DE AMAR

Brillar trémulo de miradas.
Jugar en los espejos
de unas pupilas absortas
a esquivar el tiempo,
como si ahora después
de diez minutos no marcara
ya las nueve el reloj,
y dentro de unos años
las horas paran un final
a la vida.

Pensar, imaginar que el miedo
puede tenernos miedo alguna vez
y no al revés, como de costumbre.

Y tirarse así en paracaídas
de sueños a un abismo
tierno de caricias, y temblores,
y arrumacos sin que importe
demasiado que los brazos
se despeguen después del vuelo,
y no sirvan las alas
de un recuerdo para seguir
tranquilo en un cielo de caricias.

También dicen que, a veces,
amar es hacer muchas locuras.
Supongo que flotar
en los balcones queda solo
siempre al alcance de otras ondas.

Y yo, sinceramente, puedo decirte
que ahora conecto en otra sintonía
con esta ciudad de muchos lamentos
ocultos cuyas lágrimas solo conocen
las paredes tras las ventanas.

No sé si podría decirte
a ciencia cierta que lo que hago
es quererte a medias,
a tientas o a todas.

Tenerte cariño solo, tal vez,
de una forma inconfesable.

O despertarme con el sol
siempre en los ojos,
aunque llueva y haga gris,
mientras me descubro en ti.

No sé si podría decir
que te quiero conmigo,
porque me resulta difícil
saber con qué verbo se conjuga
ahora este tierno infarto
de dulzura que se me asoma
en mis labios, ávidos
de continuar ese beso
que me diste hace unos días,
aunque falte tu boca.

Pero sí estoy seguro de algo.
Conozco perfectamente
la primera persona del presente
de lo que late en mi pecho:
te quiero.



1 comentarios:

casalita dijo...

Como siempre es un placer leerte, bello canto de amor.