MÚSICA PARA EL ALMA

domingo, 8 de enero de 2012

DESCUBRO EN EL SILENCIO



DESCUBRO EN EL SILENCIO

Descubro en el silencio
la dulce melodía de la nostalgia.

Los árboles, entonces,
lloran hojas en el invierno,
y la nieve es la única lágrima
blanca y serena sobre la acera.

Apuro un último vaso
de melancolía en el taburete
de algún lejano bar de olvido.

La estación de la tristeza
está a punto de cerrar.
Y disparo otra despedida
sobre el fondo de la jarra,
antes de que se acabe
ese beso agridulce del poema.

Descubro en el silencio
cómo nazco en otro verso.

1 comentarios:

Medemoiselle d´Imbercourt dijo...

Descubro en el silencio
cómo nazco en otro verso.

El poeta nunca debe dejar de escribir, así como el día darnos luz.