MÚSICA PARA EL ALMA

martes, 10 de enero de 2012

HALLARTE



HALLARTE

Hallarte ahora es vaciar
el paraíso en tus ojos
de tinta, y morder tu cuerpo
de aire, como si fueras
parte de la corriente del viento.

Has quedado tú sola,
sin instante en el tiempo.
Y eres como esa dulce tristeza
en cuyas bodegas de nostalgia
aún guardo la luz efímera
de alguna estrella olvidada.

Mi soledad te sigue mirando.
El Sol sigue amaneciendo
con tus pupilas llenas de mediodía,
y el mundo es un planeta
intenso de recuerdos
orbitados por tu ausencia.

Porque quiero hallarte.
Pero tengo que decir adiós
para que existas.

Las palabras entonces vagan
como barcos a la deriva
sobre los márgenes
salados de unas lágrimas.

El polvo no puede escucharme
llorar, y es triste saberse
soledad sobre la tierra.

Quiero encontrarte,
pero hallarte, ya ves,
es morir sin ser contigo.




3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola. Soy Ale. Como estas?. Me tienes preocupada. Un beso.

Medemoiselle d´Imbercourt dijo...

"Las palabras vagan
como barcos a la deriva
sobre los márgenes
salados de unas lágrimas".

Esta imagen en tu poema es muy fuerte.

A veces uno cree que tener el don de escribir es gratuito para todos, pero no es así. Escribir es pensar y ser un poeta, no es sólo escribir bien, sino hacer sentir también.

He llorado.

poetadelalba dijo...

Me alegra que te haya conmovido, y me sonroja incluso que hayas llegado a llorar, porque el objetivo principal que persigo al escribir es regalar algo que no pueden guardar los papeles de regalo, ni puede pagar la tarjeta de crédito de Bill Gates: emociones a flor de piel, aunque sean, a veces, amargas y agridulces como el calor de beso que abarcan unos labios de polvo. Un abrazo