MÚSICA PARA EL ALMA

domingo, 4 de mayo de 2014

SIN ELLAS



SIN ELLAS

Sin ellas
no habría después.

No vendrían más con el Sol
las madrugadas de otros ojos
de inocente sustantivo
y amor siempre
con acento llano y puro.

Sin ellas, sin ella
yo no escribiría  ahora otra historia más
con versos, tristezas o melancolías.

Tampoco crearía otra semilla
de belleza, ni sembraría ahora
con algo de claridad las sombras
que, a veces, no puedo enterrar
con tan solo un par de mediodías.

Ni habría después del ahora,
como ha habido ahora
tras el pasado.

Sin ellas
no habría después.

Ni madrugaría otra efímera
y posible eternidad en otro recuerdo
como esta que ahora
escribe o casi.

Sin ellas, sin las mujeres
y madres del mundo,
no habría después
de este ahora.

Gracias mujeres, mamás.
Gracias.

1 comentarios:

Oriana Lady Strange dijo...

Que hermoso homenaje!!!
El corazón de la madre es el único capital del sentimiento que nunca quiebra, y con el cual se puede contar siempre y en todo tiempo con toda seguridad.
Felicidades a todas las madres!!!!
Cariños…