MÚSICA PARA EL ALMA

lunes, 26 de mayo de 2014

SUEÑO CON OTRO MUNDO



SUEÑO CON OTRO MUNDO

No sé si estoy loco
o debo quizá pensar
en reservar una plaza
en algún Olimpo para locos
sin más dios que su cordura
distinta de estos tiempos
de créditos orgiásticos y deudas.

Pero todavía sueño con otro mundo.
Todavía llega hasta mi memoria
aquel tiempo en que libélulas
de papel podían alumbrar
primaveras extrañas con plastilina,
y en aviones de cartón
sin combustible se podía viajar
lejos, hacia algún anhelo 
nunca más imposible de lo posible.

Me encantan las granadas
que solo saben a fruta,
y la inofensiva pólvora
de purpurina que enciende
aún mis ganas de rebelarme
sin balas contra las injusticias.

Sueño con otro mundo,
donde en los parlamentos
gobierne la conciencia desnuda,
y el capital no sangre codicia;
otro planeta donde solo contaminen
de ternura los besos,
y de cariño los abrazos.

Se nos vayan los humos
de un anhelo en el aire
sin carbonos ni dióxido,
ni chimeneas metíficas,
y solo se llame a la ausencia
en el último minuto de un suspiro.

Aunque no parezca creíble,
en mi habitación estrecha
pero inmenas de flores,
aún hay espacio para la utopía.

Mis sueños de otro mundo
no tienen más edad siempre
que la esperanza.

Sueño con otro mundo.
Llámenme loco,
si quieren quedarse
con la falsa cordura
del trabajo estable,
la religión de la pecunia,
el crecimiento de las celdas
de un archivo Excel,
y la eternidad de la riqueza.

Déjenme con mi fantasía
de otro mundo si así lo desean.








1 comentarios:

Oriana Lady Strange dijo...

No sé si habrá alguna vez un mundo así, pero nunca dejes de soñarlo.
Es un hermoso sueño que muchos compartmos.
Cariños…