MÚSICA PARA EL ALMA

domingo, 23 de junio de 2013

VUELO, VUELO



VUELO, VUELO

Yo veo en el cielo
las nubes como gaviotas
que corren persiguiéndose
al compás del viento.

Y contemplo un sueño
con la mirada casi ingenua
de un niño que, tal vez,
nunca quiso crecer.

Aunque hoy tenga
28 años, y haya caído
a veces la fantasía
como un fruto maduro.

Mis ojos todavía 
quieren mirar.

Y aunque otros
solo vean nubes.

Yo veo el cielo
todavía por conquistar.

2 comentarios:

Oriana Lady Strange dijo...

Un bello poema lleno de esperanza.
Sí, a conquistar que tienes mucho por vivir y lo que hoy te parece triste con el tiempo te darás cuenta que fue solo un tropezón.
Cariños….

poetadelalba dijo...

Así es Oriana. Lo último que se pierde es la esperanza siempre. Abrazo desde la vieja Europa