MÚSICA PARA EL ALMA

domingo, 2 de junio de 2013

SOLO SÉ



SOLO SÉ

No conozco el tamaño
del viento, y tampoco
sé como cortar el cielo
en unos cuantos pedacitos
de almohadas de sueños
imprevisibles.

Los ojos aquellos de entonces
de hace unos quince años
no saben cómo recortar el paraíso
ya a una sonrisa y media
lejos de la tristeza.

Y mi mirada ya no atraviesa
junglas peligrosas y océanos
imprevisibles sin temer
a una posible tragedia o deriva.

No conozco tampoco
lo que esta mañana
acarrea el aire a parte
de desechos y hojas secas.

Tampoco quien gobierna
esta república de indecisiones
y miedos que soy yo mismo:
la ley de la incertidumbre
solo tiene párrafos ambiguos
de melancolía o ausencia.

Pero de algo estoy seguro.
Solo sé que te amo,
aunque buscar tus besos
implique ahondar en el horizonte
curvo o hueco de una metáfora.

Porque, tal vez, quiero
que algún día seas poema
de tacto en mis manos.

Y gobiernes todo
lo que conozco del mundo,
mientras lo abarco en tu cuerpo
desnudo y tierno.

Solo sé que te amo,
pese a todo.

2 comentarios:

Oriana Lady Strange dijo...

Cuando el corazón habla nada más importa.El mundo se para ante nuestro sentir.
Muy bueno!!!
Cariños....

poetadelalba dijo...

Gracias Oriana como siempre por tus ánimos. Saludos desde la vieja Europa :D