MÚSICA PARA EL ALMA

jueves, 16 de febrero de 2012

NOCHE ESTRELLADA



NOCHE ESTRELLADA

Se asoma ya la tarde
en el horizonte.

Llega tiernamente
coloreando de otoño
el cielo y las nubes,
acarreando estrellas,
besos de tierra,
caricias de transparente
lluvia sobre las nubes,
y unos gramos de melancolía.

Otro día se arranca ahora
del calendario,
y mis ojos intentan
subirse con sus pupilas
 al último tren de luz
que golpea el asfalto.

Porque ahora va a morir
otro ocaso más allá del mar.

Y yo habré de seguir
caminando por la soledad
como si no acabara nunca.

Como si la tristeza
no acabara en las lágrimas,
y las palabras fueran infinitamente
libres como el viento.

Como si las olas
no tuvieran esquinas
sobre la corriente.

Y los luceros fueran
faros eternos en los que desembarca
mi melancolía,
cuando atraca la tarde
sobre el horizonte.

Llega la noche.
Y solamente
pido permiso
a las estrellas
para que mis poemas,
mi vida y mi historia
no se queden a oscuras,
como la tarde.


3 comentarios:

Medemoiselle d´Imbercourt dijo...

Le comprendo cuando dice que la melancolía es el mejor ingrediente para la inspiración. Las personas que son felices, en su mayoría, no saben escribir poemas. Se dice, también, que la melancolía es una enfermedad, ¿pero qué sería del arte si ese estado del alma no existiera?

Gracias por compartirnos su hermosa tristeza.

nuestro pequeño mundito de novelas! dijo...

¡Que hermoso poema! En verdad, ser un poeta debería ser una virtud. Yo también he intentado hacer poemas (y me encanta escribirlos) pero nunca he logrado escribir algo de esta magnitud. Pero no concuerdo con que la melancolía es el mejor ingrediente para la inspiración, ya que éste sentimiento es una de las tantas fuentes de inspiración que se requieren para crear un poema.

¡Sigue escribiendo!

poetadelalba dijo...

Gracias por los ánimos!!